Placas solares para mejorar la eficiencia energética. | J. Socies

1

La Vicepresidencia de Transición Energética, Sectores Productivos y Memoria Democrática del Govern ha recibido un total de 72 solicitudes del Plan de Rehabilitación Energética de Edificios (PREE), 48 en Mallorca, 20 en Menorca y cuatro en Ibiza, lo que supondrá una inversión de 4 millones de euros para la mejora de la eficiencia energética de inmuebles de Baleares.

El vicepresidente y conseller de Transición Energética, Sectores Productivos y Memoria Democrática, Juan Pedro Yllanes, junto con el conseller de Movilidad y Vivienda, Josep Marí Ribas, han visitado este viernes dos promociones del Ibavi, entidad que ha solicitado estas ayudas, y que supondrán una inversión de 1,1 millones de euros.

«El PREE forma parte del conjunto de programas y actuaciones que desde el gobierno de coalición impulsamos para acelerar la transición energética y que también forma parte de la diversificación de nuestro modelo económico hacia nuevos sectores. En este sentido, si miramos el total de las solicitudes ya presentadas, éstas suponen una inversión total de 4 millones de euros», ha destacado Yllanes.

El vicepresidente ha explicado que «este programa contribuirá a la mejora de la eficiencia de los hogares de la comunidad, permitirá impulsar la transición energética y conseguir los objetivos de descarbonización contemplados en la Ley de Cambio Climático balear».

Además, ha añadido que «la rehabilitación energética de edificios contribuirá a la reactivación económica balear, puesto que dará nuevas oportunidades laborales, favorecerá la creación de puestos de trabajo de calidad y será uno de los elementos que ayudarán a combatir la pobreza energética».

«Este programa tiene especial sensibilidad con los colectivos más vulnerables, al contemplar la posibilidad de que los consumidores acreditados como vulnerables y con el abono social obtengan un porcentaje adicional de subvención», ha señalado.

Yllanes ha remarcado que «la mejora en la eficiencia energética no es un tema del que se hable suficiente: su importancia en la transición es capital para reducir el consumo energético y hay que trabajar para mitigar el cambio climático. El objetivo es blindar climáticamente Baleares».

Por su parte, el conseller de Movilidad y Vivienda, Josep Marí Ribas, ha indicado que «estos edificios que el Ibavi rehabilitará son un ejemplo de las actuaciones enmarcadas dentro del programa PREE y que el Govern quiere potenciar». «Quiero recordar que con estas actuaciones del Ibavi, además de movilizar 1,1 millones de euros de inversión, también se disminuye el impacto medioambiental», ha asegurado.

Cabe recordar que este Plan de Rehabilitación Energética de Edificios (PREE) fue aprobado por el Gobierno central y está cofinanciado con el Instituto para la Diversificación y el Ahorro de la Energía (IDAE) y el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER). Esta línea de subvenciones cuenta con una inversión total para las Islas de 5,9 millones y se centra en mejorar el envolvente térmico de los edificios, potenciar el uso de las energías renovables en las instalaciones térmicas de calefacción, climatización o ventilación, así como mejorar la eficiencia de las instalaciones de luminarias.

Desde el Govern balear se ha animado a propietarios, comunidades de vecinos, entidades locales y sector público, empresas del sector, comunidades de energías renovables y todo el resto a acogerse a este programa, el cual acaba el 31 de julio.

En cuanto a los consumidores acreditados como vulnerables y que sean beneficiarios del bono social tendrán un 15 % adicional en el porcentaje de la ayuda. Por ejemplo, se podría llegar a subvencionar hasta el 50 % del coste en una actuación sobre una envolvente. De igual manera, el PREE aplica un 15 % de mejora en el porcentaje de ayudas para las actuaciones que se realicen en edificios de viviendas que se encuentren acogidos a algún régimen de protección pública y aquellos que se sitúen en áreas de regeneración y renovación urbanas o rurales.

Por otro lado, y para potenciar la constitución de comunidades de energías renovables, estas figuras tendrán derecho a una ayuda adicional en función del gasto subvencionable que podría llegar al 20 % adicional, como es el caso de la mejora de la envolvente térmica. En el acto han participado también el director general de Energía, Pep Malagrava; el director general de Vivienda, Eduardo Robsy; el gerente del IBE, Ferran Rosa, y la gerente del Ibavi, Cristina Ballester.