DS, un coche eléctrico con las mejores prestaciones. | PSA Retail Palma

17

Baleares se ha convertido en el último trimestre en la alumna aventajada de todo el Estado en cuanto a movilidad eléctrica. Según el último Barómetro de Electromovilidad de la Asociación Nacional de Fabricantes de Automóviles y Camiones (ANFAC), que analiza la penetración de vehículos electrificados y eléctricos, así como el desarrollo de la infraestructura de recarga, nuestra Comunitat se sitúa en segunda posición del indicador global, solo por detrás de Madrid, con una valoración de 26,8 puntos (4,4 más que en el anterior período), pero es la que más crece en este trimestre con diferencia.

El eléctrico, en alza

«La gente está muy interesada en adquirir un eléctrico en Balears», señala Pedro Llinás, director gerente de PSA Retail Palma, que apunta que los compradores llegan con muchas dudas sobre estos vehículos: «La tecnología ha cambiado, el precio también. Aunque salga más cara la compra, a la larga se ahorra. Le pongo un ejemplo: tengo un cliente que conduce a diario desde Ruberts al hospital de Son Espases. Hemos calculado lo que se ahorra: 0 euros de coste y los 455 euros mensuales que gastaba habitualmente en combustible, se quedan en su bolsillo».

En este sentido, Pedro Llinás recalca la importancia de que las nuevas construcciones de viviendas en las Islas cuenten con puntos de recarga propios, así como todos los parkings. «Un buen punto de partida para que el vehículo eléctrico se dispare», dice.

Puntos de recarga

Los usuarios de vehículos de 0 emisiones lo tienen claro: los puntos de recarga eléctrica suspenden en su mantenimiento. Buena nota de ello ha tomado la conselleria de Transición Energética, que trabaja en pasar de 495 puntos de recarga repartidos por las Islas hasta los 1.000 que planea implantar en 2022, que irán unidos a un contrato de mantenimiento global.

Además, Pep Malagrava, director general de Energía y Cambio Climático, recuerda que el Plan Moves III, que se pondrá en marcha en junio, «apostará por los puntos de recarga domésticos y subvencionará la compra de más de 500 vehículos eléctricos a compradores». Así, las personas que compren un eléctrico y lleven al desguace su coche diesel o gasolina recibirán una ayuda de 7.000 euros, mientras que será de 4.500 para los que inviertan en este tipo de vehículos de emisiones 0, sin dar de baja el suyo.