Imagen de un campo segado. | XESCA SERRA

1

El tiempo en Mallorca para el tercer fin de semana de mayo se presenta variable, ya que en la primera parte se esperan lluvias y en la segunda bastante calor. «Tiempo de primavera, con chubascos el viernes y con con altas temperaturas el domingo, que nos recordarán la cercanía del verano, aunque falten casi dos semanas para el comienzo del verano meteorológico y algo más de un mes para el astronómico», ha resumido la delegada de la Aemet en Baleares, María José Guerrero.

Para este viernes se espera cielo nuboso con probabilidad de chubascos acompañados de tormenta, preferentemente en nordeste de la Isla, tendiendo durante la tarde a poco nuboso. Las temperaturas nocturnas se mantendrán con pocos cambios respecto a las del jueves, con valores entre 13º y 16º; las diurnas bajarán y no superarán los 20º-22º.
El viento soplará del suroeste, tendiendo de madrugada a norte con algún intervalo de fuerte en las cumbres y en el oeste de Mallorca, y disminuyendo durante la tarde a flojo.

El sábado la Aemet prevé cielo poco nuboso con intervalos de nubes altas. Las temperaturas nocturnas seguirán en ligero descenso, oscilarán entre los 12º y los 15º; mientras que las diurnas subirán y llegarán hasta los 21º-27ºC. El viento soplará del suroeste.

La previsión para el domingo anuncia cielo poco nuboso con intervalos de nubes altas. Las temperaturas subirán, principalmente las diurnas; las máximas llegarán a los 25º-33º.

Guerrero destaca que, de no producirse cambios en el pronóstico del tiempo, el domingo sería el día de más calor del año. Cabe recordar que el domingo pasado se alcanzó la máxima de lo que llevamos de año; exactamente en Petra, donde el mercurio llegó a los 31,7º; este domingo sería superado.

Además, ha precisado que la temperatura del agua del mar es de 19º, por encima de lo normal en esta época del año, que son 17º.