Operarios del Ajuntament empezaron este miércoles por la mañana el arreglo de las escaleras mecánicas que bajan hasta las galerías. | T. Ayuga

6

Este miércoles por la mañana se inició el arreglo de las escaleras mecánicas de las galerías de la Plaça Major, después de que los vecinos mostraran su profundo malestar por las continuas averías que dificultan el acceso al aparcamiento subterráneo, especialmente para aquellos con movilidad reducida o que suben y bajan con carritos de bebé o la compra.

Fuentes de Cort confirmaron que empezaron los trabajos de reparación de las escaleras mecánicas aunque el ascensor que comunica directamente la plaza con el último piso del aparcamiento tendrá un arreglo más complicado. «Hay un problema y no hay solución a corto plazo», señalaron fuentes consistoriales.

Desde la Asociación de Vecinos de la Plaça Major, sin embargo, insistían en que, de momento, «las escaleras mecánicas no están funcionando» y mostraron cierta desconfianza pese a la presencia de los operarios: «Ojalá estén intentando arreglarlas».

Vandalismo

El concejal de Participació Ciutadana i Govern Interior, Alberto Jarabo, señaló ayer que «lamentamos las dificultades para acceder al ascensor y las escaleras», que desvinculó su falta de operatividad con el cierre de las galerías: «Las averías venían de antes, incluso de otras legislaturas».

Noticias relacionadas

Jarabo se refirió en concreto al caso del ascensor situado en la Plaça Major, junto a las escaleras que dan a Vía Roma, el único que comunica directamente con el aparcamiento: «Es un ascensor fallido por la vandalización fácil y que impide la bajada de los usuarios».

El regidor advirtió que «es el punto que más ataques vandálicos recibe en toda la ciudad». Señaló que, a causa de las continuas averías, «habría que prescindir del ascensor» que comunica la plaza con el párking. «Me consta que Infraestructures pasa a arreglar las escaleras cuando están rotas», dijo Jarabo, que reconoció que «es cierto que pueden pasar días».

Por su parte, la defensora de la Ciudadanía, Anna Moilanen, señaló que «la falta de accesibilidad condena a una persona a un confinamiento perimetral si no se interviene. La movilidad es un derecho básico». Moilanen advirtió que el arreglo del ascensor y las escaleras mecánicas «se puede hacer al margen del proyecto de reforma de la plaza entera» y apuesta por un proyecto de acceso alternativo que facilite la accesibilidad a vecinos y turistas.

Sin fecha para las nuevas galerías

Jarabo señaló que «ahora mismo el pliego del concurso de ideas está a punto de acabarse y esperamos que haya un proceso más rápido para adjudicar el proyecto». La idea es que los locales de las galerías, ahora vacíos, «den servicio a los vecinos e instituciones, que se unirán a la futura concesión de locales y supermercados». El regidor advirtió que los pasos para conseguir las nuevas galerías, cerradas en 2019, «siguen en marcha».