Company, durante la celebración del pleno del Parlament. | Jaume Morey

0

La consellera de Presidencia, Función Pública e Igualdad, Mercedes Garrido, ha cifrado este martes en 800.000 euros el ahorro en coste que ha supuesto la remodelación del Govern de febrero, cifra que el diputado popular Juan Manuel Lafuente ha tildado de «falsedad».

En el turno de preguntas de control al Govern en el pleno del Parlament, Lafuente ha pedido información sobre la «reducción real» de altos cargos y políticos que ha supuesto la remodelación después de que se anunciara que se iban a ahorrar 810.000 euros y suprimir 15 cargos y se haya publicado que ha quedado en una tercera parte.

Garrido ha asegurado que la reducción en altos cargos y políticos se hizo como se anunció y que se fusionaron dos consellerias y se creo la de Fondos Europeos, Universidad y Cultura.

Según la consellera, se fusionaron ocho direcciones generales en cuatro, se suprimieron dos plazas de dirección general, la del jefe de secretaría del gabinete de la presidenta y el director de la agencia tributaria; se amortizaron 7 plazas de jefe de secretaría, 2 en Presidencia del Govern en Vicepresidencia, en Medio Ambiente y en Agricultura y se eliminó una plaza de coordinación de SOIB, una gerencia de Ibitec y una del consorcio del velódromo Illes Balears.

Garrido, una de las conselleras que se incorporó al Govern en esa remodelación ha dicho que se creo la plaza de director de la Oficina de Salud Pública y se reconvirtió la plaza vacante de delegado del Govern en Madrid en la dirección de la Oficina de Coordinación de inversiones estratégicas.

Según la consellera, «el resultado es la eliminación de 15 plazas con más de 800.000 euros de ahorro».

Lafuente ha criticado que el Govern no le facilitara esa información cuando la pidió por escrito a finales de febrero y le ha reprochado a Garrido que «la transparencia se aplica no se predica».

«Lo que seguramente ha pasado es que después de la reorganización han incrementado nuevos cargos políticos y el número de reducción se queda en los 240.000 euros publicados. Les pasa por ser poco claros, poco creíbles y poco entedibles», ha critidado Lafuente.

El diputado popular ha reprochado a Garrido que a pesar de lo anunciado «siguen siendo el Govern más caro de la historia de la comunidad autónoma incluso con la reducción» y ha asegurado que «lo que era una buena táctica de marqueting, desgraciadamente se ha convertido en una falsedad».

Según Lafuente «con la que está cayendo, con la crisis económica de la comunidad, con el índice de pobreza disparado y el aumento del paro, lo lógico sería que en lugar de primero bajar y luego subir el número de cargos políticos, continuasen a la baja», ha reclamado.
Garrido ha pedido rigor al diputado y ha asegurado que en la página web de Transparencia del Govern figura toda la información.