Jesús Méndez, en una imagen reciente en el Parlament. | Jaume Morey

0

Cs Menorca desautoriza a su diputado en el Parlament, Jesús Méndez, y le pide que retire su apoyo al golpe de mano contra la actual portavoz parlamentaria, Patricia Guasp. El partido se reunió este pasado lunes en una cita a la que no acudió Méndez. «Censuramos la actuación por su cuenta y sin consultar con las bases» señalan los representantes de Cs Menorca en un comunicado. Lamentan que Méndez se «desentendiera» de dar explicaciones sobre las razones que le han llevado a apoyar la destitución de Guasp como portavoz.

«Consideramos que este proceder le deslegitima para representarnos como diputado pues es totalmente ajeno a la voluntad democrática del partido y al pensar de nuestros afiliados en Menorca», añade el comunicado. La dirección de Cs Menorca le pide que «en un acto de buena fe» reconsidere su postura y señala que, en caso de que no lo haga, debe devolver el acto de diputado «al no atender a las obligaciones que su cargo conlleva, ni tampoco seguir las directrices de Ciudadanos».

La Mesa del Parlament debe estudiar este miércoles el escrito de los tres diputados de Cs, Marc Pérez-Ribas, Maxo Benalal y Jesús Méndez, en el que comunican que el nuevo portavoz es Pérez-Ribas. La dirección nacional de Cs apoya sin fisuras a Guasp y ha anunciado la apertura de un expediente informativo que podría acabar en la expulsión de los diputados.

Tras el golpe contra Patricia Guasp están en exclusiva los tres diputados de la formación y ningún miembro de la dirección del partido ha apoyado la acción unilateral de los parlamentarios. En la decisión no hay discrepancias políticas, sino un conflicto personal entre los diputados y Guasp.