1

A bocinazos y con carteles reivindicativos, unas sesenta vecinos de Establiments se concentraron este sábado a mediodía en la plaza de Cort contra la ampliación de la carretera de Esporles al paso por su barriada. También protestaron por el estado de «abandono» que padece este núcleo por parte de Cort.

Llorenç Bauçà, presidente de la Asociació de Veïns d’Establiments, pidió que «el proyecto de unas posibles aceras que ayer el alcalde dijo que seguirían dentro de un cajón se siga estudiado. Nosotros no queremos expropiaciones, sino caminar de manera segura por la carretera». Bauçà añadió que «nuestro barrio es de segunda. Nos vamos a dormir y al día siguiente los contenedores han desaparecido. Reivindicamos que nos devuelvan los contenedores que nos han quitado y reivindicamos que mejoren las frecuencias de la línea 16 del autobús».

Alternativas

Biel Balaguer, trabajador jubilado del aeropuerto de Palma que cuenta con 63 años, es uno de los vecinos a los que más afectan las expropiaciones del Ajuntament. «Nos quitan muchos metros, entre tres y cinco y medio. Nos quitan todo el huerto. Tengo una pequeña plantación de naranjos y árboles frutales y con esta medida acabarían con él. Si solo me expropiaran un metro y medio, como inicialmente estaba previsto en el plan antiguo, no me afectaría mucho; pero con cinco y medio me quitan todo el huerto».

Balaguer apunta que «hay muchas opciones alternativas a las expropiaciones como sería desdoblar la carretera de Esporles con la de Es Molí des Comte:_«El tramo más peligroso son las curvas de antes de llegar a la iglesia, y allí no se toca nada».

Durante la protesta, un grupo de vecinos de la barriada depositaron varias bolsas de basura llenas en una de las puertas del consistorio para criticar la poca eficacia del sistema de recogida de residuos en su barriada. La concentración transcurrió sin incidentes.