Se pisa así el acelerador de la campaña con un objetivo en el horizonte de mayo: vacunar a la misma población en un mes, que entre todo enero y abril. | M. À. Cañellas

7

Desde este miércoles y de ahora en adelante, los centros de vacunación masiva de las Baleares pasan de poner unas 14.000 vacunas semanales a alrededor de 50.000. Y no sólo eso, con el compromiso de suministrar todo lo que va llegando, en Baleares se prevé inyectar todas las 80.000 vacunas que se prevé recibir, teniendo en cuenta que también se ponen en los centros de salud.

Se pisa así el acelerador de la campaña con un objetivo en el horizonte de mayo: vacunar a la misma población en un mes, que entre todo enero y abril. Al final del camino, una meta: alcanzar al 70 % de los ciudadanos inmunizados al menos con una dosis en julio.

La llegada de más vacunas ha permitido triplicar el ritmo que se ha llevado hasta ahora. Por focalizarlo en un punto de inmunización masiva, en Germans Escalas se han abierto 10 de sus 14 líneas disponibles cuando hasta ayer apenas funcionaban cuatro. Este centro estará abierto de lunes a domingo de 8 a 22 horas. La organización de todo el dispositivo corre a cargo de la empesa de Gestió Sanitària Assistencial de les Illes Balears (GSAIB), que ofrece apoyo logístico al IB-Salut.

Su director de área operativa, Miguel Navarro, ha asegurado que pese a este notable «empujón», «tenemos capacidad para seguir creciendo», algo que ya sucedería en junio con la llegada de 100.000 dosis semanales.

En estos momentos se está llamando a vacunar al colectivo de 70 a 79 años en sus centros de salud, y a los de 60/69 en los puntos de vacunación. Además se contacta con los colectivos esenciales que se quedaron sin su dosis por el parón de AstraZeneca y que ya son menores de 60 años. A partir de ahora se pedirá que la citación para la vacuna contra la COVID se haga por la vía telemática.