«Por supuesto que habrá restricciones», ha asegurado el portavoz del Govern, Iago Negueruela tras la reunión del Consell de Govern. | Jaume Morey

47

El Govern mantendrá las restricciones a partir de la semana que viene, a pesar de que el domingo finalice el estado de alarma. «Por supuesto que habrá restricciones», ha asegurado el portavoz del Govern, Iago Negueruela tras la reunión del Consell de Govern.

El Ejecutivo debe decidir esta semana si levanta alguna de las restricciones a la hostelería pero el conseller ha señalado que las medidas establecidas hasta ahora han funcionado.

Esta semana se reúne la Mesa de Diálogo Social para analizar estas propuestas, que se harán «a la carta» en función de la situación de cada una de las islas. Negueruela ha asegurado que primero se hablará con los agentes sociales para pactar las medidas y ha añadido que el Govern trabaja para proteger a la ciudadanía. «Lo fundamental es el control de la pandemia y las medidas que hemos adoptado han ido funcionando», ha dicho.

El Govern también trabaja en un paraguas jurídico para mantener algunas de las limitaciones amparadas por el estado de alarma, que decaen este domingo. Una de las opciones sobe las que se trabaja es un decreto que se enviará al Tribunal Superior de Justicia de les Illes Balears (TSJIB) que regulará estas limitaciones y que debe ser informado por el TSJIB ya que afecta a derechos fundamentales.

El conseller ha asegurado que, a la hora de tomar decisiones, no se tendrán en cuenta las que puedan tomar otros países, como el Reino Unido, que está a punto de decidir si Baleares figura en verde en el semáforo de riesgo de COVID.