La Conselleria d'Afers Socials, Fina Santiago. | CAIB

1

La Conselleria d'Afers Socials del Govern balear recibirá este 2021 17,86 millones de euros procedentes de fondos europeos para inversiones en equipamientos destinados a personas con dependencia, exclusión social e infancia tutelada. Así lo ha acordado este viernes el Consejo Territorial de Dependencia, en el que ha participado la consellera Fina Santiago.

Según ha informado la Conselleria, se prevé que en 2022 la cuantía ascienda a 22 millones y el año 2023, a 24,44 millones de euros: en total, 64,3 millones.

Este dinero se destinará principalmente a reforzar la atención de las personas con dependencia y necesidad de cuidados de larga duración y, también, a la atención a la infancia tutelada, la exclusión social, la modernización tecnológica de los servicios sociales y la mejora de la accesibilidad.

En detalle, 43 millones irán a construcción de nuevas plazas y reforma de plazas residenciales ya existentes para personas con necesidad de cuidados de larga duración.

También en el ámbito de la atención de la dependencia está prevista una inversión de 6,43 millones de euros para el sistema de teleasistencia avanzada.

Otros 7,4 millones serán para modernización tecnológica de los servicios sociales; 6,46 millones para atención de la infancia tutelada; y casi un millón de euros para la mejora de la accesibilidad.

La consellera Fina Santiago ha resaltado la importancia y oportunidad que suponen estos fondos para Baleares y, en concreto, para los servicios sociales, que tradicionalmente no han sido objeto de financiación europea -a excepción de los planes de lucha contra la pobreza y la inserción laboral-.

Santiago también ha destacado que generarán nuevos puestos de trabajo para los sectores de proximidad y de servicios a las personas.

Para el reparto de estos fondos se ha tenido en cuenta, entre otros, el criterio poblacional que, en cifras, representa alrededor del 2,48 por ciento, que es el peso poblacional que tienen las Islas. En lugar de utilizar el padrón de 1992 -donde la población de las Islas Baleares representaba el 1,9 por ciento- se haya tenido en cuenta la importante crecimiento poblacional de las Islas en la última década.

Estos fondos se enmarcan en el Plan Europeo de Recuperación, Transformación y Resiliencia.