En manos de Anticorrupció. Sobre estas líneas, Jaime Far en 2018, cuando cumplió el primer año al frente de la Oficina Anticorrupció y cuando su oficina estaba en una dependencia del Parlament. Far analizará esta semana los datos que acordó remitirle el Govern el pasado viernes. | Joan Torres

7

Los listados con información sobre la vacunación de 178 cargos que el Govern de las Islas ha publicado en su Portal de Transparencia –una aplicación creada con su actual formato en 2016 y que recoge datos sobre sueldos, contratos, viajes y otros cuestiones relativas al ejercicio de su función- no suple la remisión de esta información a la Oficina Anticorrupció y da por cumplido el encargo que le hizo ésta.

Además de publicar esta relación, desde el Ejecutivo se remitió el sábado a la oficina que dirige Jaime Far una relación de más de 1.600 cargos de las distintas administraciones donde se detalle en qué circunstancias recibieron sus inyecciones.

Fue tras un largo debate, y donde se expresaron opiniones muy diferentes, cuando Presidència decidió aportar la información referida al Govern (tanto conselleries como direcciones generales) al Portal de Transparencia aunque esa información tuviera poco que con otras que recoge: actividad contractual, información de cada organismo del sector público, reglamentos de subvenciones y detalle de las mismas, mapa con enlaces a todos los departamentos de la Administración y retribuciones de altos cargos, personal eventual y asimilados (también detalle de gastos en comidas o cenas y obsequios recibidos) y toda la información sobre acuerdos tomados desde marzo de 2019 y que tienen relación con la COVID-19, incluida la referida a la administración de vacunas en Balears.

«Es cierto que no hay otra información tan personal y, en principio, ajena a la gestión en el cargo como si estás vacunado o no en la página de Transparencia», señalan a este diario desde el Consolat de Mar, que es desde donde se ha gestionado la publicación de estos datos. Y añaden que la página de Transparencia no estaba pensada para eso, pero que «hemos llegado a una situación tan absurda que si no la enviamos nos dirán que ocultamos algo».

Derecho a la información

La Oficina Anticorrupció no ‘colgará’ toda la información que le ha enviado el Govern. «No, es información con datos confidenciales y será tratada confidencialmente y sólo informaremos de las conclusiones», explica el director de la Oficina, Jaime Far
Hasta la remodelación del pasado febrero el área de Transparencia se llevaba desde la Conselleria de Presidència. Desde entonces, se gestiona desde Vicepresidència.

La directora general de Participació, Transparéncia i Volutariat, Marina Crespí, explica (sin entrar en el fondo de este asunto) que el Portal de Transparencia es una aplicación con mucha visibilidad, sujeta a evoluciones periódicas de la organización DYNTRA un plataforma colaborativa que tiene como objetivo medir la información pública de Gobiernos, Administraciones públicas.

«Durante el primer trimestre de 2021 se han contabilizado cerca de 37.000 vistas», dice. Y señala que durante este trimestre se incrementó en un 25% desde último trimestre de 2020.

Según DYNTRA el Portal de Transparencia del Govern se sitúa en la zona media, en cuanto a información que ofrece, del resto de comunidades.

Aunque no fue hasta 2016 cuando el Portal adoptó su formato actual, la decisión de crearlo se tomó en 2013, concretamente a través de la Ley de Transparencia y acceso a la información pública.

«El derecho a la información sobre cualquier decisión que tome el Govern puede ejercerlo cualquier persona», indica Crespí. El Portal incluye un enlace en que se explica cómo solicitar la documentación sobre cualquier expediente,

La Secretaria Autonómica de Sectors Productius i Memòria Democrática, de quien depende la Direción General que gestiona el Portal, tampoco entra en considerar si es el lugar más adecuado para publicar los datos aunque precisa que no tiene encaje con otros que sí se incluyen desde hace años.

Los datos se eliminarán

El Portal de Transparencia no mantrendrá de manera permanente –como si ocurre con las declaraciones de bienes, los registros de intereses y todo lo relativo a sueldos y gastos– la información sobre si los políticos están vacunados u otros similares. Así al menos se ha señalado desde el Ejecutivo. El entorno de Presidència nunca vio ‘caso’ en las peticiones constantes de información sobre este asunto. La Comisión de Ética que fue el departamento donde Més propuso que se abordara este caso depende de Vicepresidencia.