La presidenta de Baleares, Francina Armengol. | Manuel Bruque

96

La presidenta del Govern, Francina Armengol, ha alertado este viernes de que ha recibido amenazas a través de las redes sociales precisamente después de que Vox no haya condenado las que recibieron el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska; el candidato a la Comunidad de Madrid Pablo Iglesias y la directora general de la Guardia Civil, María Gámez.

En un mensaje en Twitter la presidenta ha lamentado que las amenazas recibidas por ella se produzcan justo después de que la «extrema derecha lo justifique».

Armengol ha publicado una captura de pantalla de uno de sus perfiles en la que un usuario lamenta que «no le hayan enviado a ella un sobre con balas». «La gente que levantó los derechos en este país no merece que miremos para otro lado», ha continuado la presidenta, que ha hecho un llamamiento a defender la democracia de quienes la atacan.

Noticias relacionadas

También en Twitter, el vicepresidente del Govern y conseller de Transición Energética, Sectores Productivos y Memoria Democrática, Juan Pedro Yllanes, ha expresado su solidaridad con Iglesias, Grande-Marlaska y Gámez. «Creen que España les pertenece, y por eso están dispuestos a hacer cualquier barbaridad para impedir que nuestra democracia avance», ha dicho.

En un comunicado, el vicepresidente ha condenado las amenazas «intolerables» en un país democrático. En la misma línea se ha pronunciado el secretario autonómico de Sectores Productivos y Memoria Democrática, Jesús Jurado, que ha señalado que las amenazas de la ultraderecha evidencian que «a la mafia fascista le molestan los gobiernos de progreso».