Jaume Far, director de la Oficina Anticorrupción. | T. Ayuga

20

Sólo 15 de los 178 cargos políticos que dependen directamente del Govern –e incluidos en el listado más amplio referido a otras instituciones que reclamó la Oficina Anticorrupció– se había vacunado ayer y su totalidad en función de su grupo de edad o (en un caso) por formar parte de grupo esencial. Joan Carrió Vidal, actual coordinador de Fons Europeus, se vacunó en enero cuando formaba parte de la gerencia de Son Espases.

El Portal de Transparencia publicó ayer la totalidad de nombres, su fecha de nacimiento, si se habían vacunado, en función de qué grupo y la marca que se les administró. Juan Pedro Yllanes, vicepresidente, es –como se informó en su momento– el único representante del Consell de Govern vacunado.

La relación de 178 nombres que puede consultarse en la web del Govern, concretamente en el apartado Portal de Transparencia, incluye a quienes ocupan direcciones generales y cargos de confianza.

Mayoría de AstraZeneca

Representantes del Govern se reunieron ayer con Jaume Far, director de la Oficina Anticorrupció, para definir cómo se facilitaría esta información y previa consulta a la Abogacía de la Comunitat Autònoma para evitar cualquier incumplimiento de la Ley de Protección de Datos. Todos los cargos cuyo nombre se cita en el Portal de Transparencia autorizaron por escrito la difusión de los datos.

De la relación difundida se desprende que ninguno se saltó el turno. También que AstraZeneca fue la vacuna más administrada. Sólo a Joan Carrió se inoculó la Pfizer.

Además de publicar estos datos en el Portal de Transparencia, también se remitieron a la Oficina Anticorrupció. En la reunión mantenida por la mañana se definió el procedimiento.

Los servicios de informática del Govern han jugado un papel importante. Así, se decidió que el resto de nombres (que afectan a otras instituciones) se remitirían por un sistema de datos encriptados.

Ayer por la tarde ya habían comenzado a remitirse, según confirmó este periódico en las dos partes implicadas. Después de que, a principios de año, se informara de que cargos del Govern, municipales e insulares podrían haberse saltado el protocolo de vacunación, se plantearon diversas fórmulas para aclararlo. El PP planteó que lo indagara Anticorrupció y ésta recogió el guante. Més propuso que este caso se tratara en la Comisión de Ética. El PP llegó a insinuar que la presidenta y una o dos conselleras se habían vacunado. No era cierto.

Jaume Far: «La revisaremos»

El director de la Oficina de Prevenció i Lluita contra la Corrupció, Jaume Far, mostró ayer su satisfacción después de saber que el Govern le había remitido la información que le solicitó. «Ahora la desencriptaremos y luego la revisaremos y cruzaremos datos», comentó. En cualquier caso la relación no se hará pública y únicamente se comunicará el resultado de la misma: es decir, si algún cargo del nivel administrativo que sea hubiera incurrido en un hecho que sea reprobable.