Unas 50 personas piden en Palma abrir el interior de bares y censuran «el agravio comparativo» con los hoteles. | M. À. Cañellas

5

La protesta convocada en la tarde de este jueves por trabajadores del sector de restauración e impulsada por la Resistencia de Baleares congregó en la Plaça de Cort a menos de cien personas, pero puso de manifiesto el nivel de crispación que hay en el sector por la actitud política del Govern con las restricciones de aperturas, horarios y aforos en bares, cafeterías y restaurantes.

El líder de la Resistencia Balear, Víctor Sánchez, señaló sobre el poco seguimiento: «Me hubiera gustado ver a más personas, pero esta protesta es para defender los intereses de todos los trabajadores del sector de la restauración».

Sánchez añadió que pese a los últimos cambios realizados por el Govern «no nos vamos a quedar callados, porque es como si nos quisieran dar un caramelo para tenernos contentos».

Criticó abiertamente la estrategia de la Conselleria de Treball i Turisme, del Govern en general, por tener un doble rasero: «A los hoteleros se les permite tener abiertos su oferta de restauración en el interior de los establecimientos, mientras que no nos lo permiten en el interior de bares, cafeterías y restaurantes»

Los integrantes de la protesta, que tuvo lugar a las 18.30 horas, expresaron su malestar por cómo el Ejecutivo que preside Francina Armengol ha tratado desde marzo del pasado año a todo el sector de la restauración balear. Bajo el lema de «Gobierno dimisión. Si yo no trabajo, tú no cobras», hubo palabras de insulto contra la presidenta Armengol sin que se produjera ningún movimiento de las fuerzas policiales estacionadas en los aledaños del Ajuntament de Palma.

El líder de la Resistencia Balear reconoció que no habían pedido permiso a la Delegación del Gobierno «simplemente se lo comunicamos a la Policía Local, pero nos han dicho que protesta sí, pero ningún traslado de la Plaça de Cort a otros lugares del Casc Antic».

Convenio hostelería

La comisión negociadora del convenio colectivo sectorial de hostelería y restauración de las Islas ratificó ayer tarde la inaplicación del incremento salarial del incremento salarial del 3,5 % entre el 1 de abril y el 31 de mayo.

Desde la patronal hotelera indican que se alcanza el acuerdo con los sindicatos «tras la petición de una moratoria del incremento salarial efectuada el pasado mes de marzo por la Federación Empresarial Hotelera de Mallorca (FEHM )y el resto de patronales firmantes debido a la ausencia de actividad turística del año pasado y lo que llevamos de éste».

La patronal resalta que las empresas «sufren una situación extrema por la acumulación de meses sin actividad, casi 17, lo que se ha visto reflejado en una caída del 24,3 % del PIB balear en 2020 y que ha continuado en el primer trimestre de 2021».