El Gobierno central aprobó en el año 2015 una subvención para la producción de energía en los territorios extrapeninsulares. | M. À. Cañellas

8

El Consell de Mallorca bajará la tarifa de incineración para este año de 111 a 108 euros a pesar de que la institución deberá devolver a Red Eléctrica 1,5 millones de euros con los que en su día se subvencionó la tarifa. La devolución de ese dinero a la empresa de electricidad obligaba a la institución a subir la tasa de incineración, pero el Consell ha decidido asumir directamente el pago de ese dinero y no repercutirlo a los ciudadanos.

El Gobierno central aprobó en el año 2015 una subvención para la producción de energía en los territorios extrapeninsulares, lo que implicaba que Tirme, la empresa gestora del tratamiento de residuos en Mallorca, recibía más ingresos procedentes de la energía generada por la quema de ras basuras. De esta forma, la tarifa que pagan los ciudadanos se abarataba. Sin embargo, el Ministerio de Transición Ecológica ha anulado este mecanismo de compensación a los territorios extrapeninsulares y reclama ahora la devolución de los 1,5 millones que subvencionó en 2015. Durante todo estos años, las ayudas han sumado 5,5 millones que muy probablemente tendrá que devolver el Consell los próximos años.

La presidenta del Consell, Catalina Cladera, y la consellera de Sostenibilitat del Consell, Aurora Ribot, han enviado una carta a la vicepresidenta y ministra de Transición Energética, Teresa Ribera, para que reconsidere esta decisión. El Consell aprobará este mes el expediente de la tarifa de incineración y abrirá un plazo para la presentación de alegaciones antes de la aprobación definitiva.