0

La consellera de Salud y Consumo, Patricia Gómez, ha defendido que el Govern mantiene el cierre interior de la hostelería basándose en estudios científicos que señalan que «los restaurantes son zonas de alto riesgo porque la gente no lleva la mascarilla y la distancia es difícil de mantener».

El diputado de Vox Sergio Rodríguez ha cuestionado en el turno de preguntas de control al Govern en el pleno del Parlament el criterio del ejecutivo autonómico para mantener el cierre del interior de la hostelería, a lo que Gómez ha replicado que es el mismo de hace un año «criterios técnicos y científicos».

La consellera ha asegurado que los estudios científicos demuestran que «los interiores de los restaurantes son zonas de alto riesgo porque la gente no lleva la mascarilla y la distancia es difícil de mantener» y ha añadido que el Govern defendió desde un principio «una desescalada lenta y segura para proteger a los ciudadanos».

Gómez ha defendido la situación de la pandemia en Baleares: «Gracias a las normas que hay actualmente y al cumplimiento por parte de los ciudadanos, tenemos la situación epidemiológica que tenemos y la incidencia que tenemos».

Rodríguez ha mostrado los gráficos de los niveles de alerta sanitaria las restricciones correspondientes a cada uno, con lo que se puede hacer y no, y en el nivel 2 corresponde abrir con aforo al 50 % y también más aforo de terrazas.

El diputado de Vox ha cuestionado si los científicos que avalan que mantenga el cierre son los mismos o son diferentes a los que avalaron el catálogo de niveles de alerta sanitaria. «No sabemos si emplean a científicos, chamanes o hechiceros», ha dicho Rodríguez, para quien las normas que aprobó el Govern son «papel mojado».

Según Rodríguez, los hosteleros no entienden por qué tienen que tener cerrado el interior de los locales mientras los hoteles tienen abiertos sus comedores» y ha cuestionado si es porque en las islas «hay empresarios de primera y empresarios de segunda».
El diputado de Vox ha acusado a la consellera de no tener problemas a fin de mes como sí tienen los diputados, a lo que Gómez ha replicado: «Estoy rodeada de sufrimiento y tengo familia que trabaja en la restauración».

La consellera ha defendido que el Govern trabaja desde el diálogo y el consenso con las patronales y sindicatos y ha puesto como ejemplo que en Menorca la hostelería está abierta porque «la isla es más pequeña y la situación siempre ha estado mucho más controlada» porque «los brotes son conocidos y se pueden controlar con más facilidad que en las islas grandes».

Gómez ha explicado que el Govern estableció medidas de escalada y reducción de actividad, hasta que se alcanzó el nivel de riesgo 4, pero «para desescalar no sirven las mismas medidas porque el conocimiento sobre el virus cambia».
Ha defendido que el Govern busca proteger a la ciudadanía, basándose en «medidas efectivas y en que cada vez hay más estudios que determinan donde está el riesgo».