Terraza de un bar durante la pandemia. | Toni Planells

38

El Govern quiere ampliar la superficie de las terrazas para desahogar a sector de la restauración y que así pueda beneficiarse de tener un mayor número de clientes. Es la solución que plantea el Ejecutivo balear para mantener los interiores cerrados y ofrecer, al mismo tiempo, un alivio de las restricciones en un momento de baja incidencia de la COVID-19.

La ejecución de esta propuesta dependerá directamente de los ayuntamientos de cada municipio.

Además, se planteará esta semana en la mesa de negociación, antes del Consell de Govern extraordinario de este viernes, el aumento de los aforos de las terrazas de los bares y restaurantes al máximo permitido y también el horario, a cambio de mantener el cierre de los interiores. La intención es establecer dos turnos para que se puedan celebrar cenas; en medio de estos turnos los establecimientos de restauración tendrán que cerrar durante un tiempo.

Con la finalidad de que se puedan celebrar las cenas, el Govern ha cedido ampliar el toque de queda hasta las 23:00 horas.

Noticias relacionadas

La consellera de Salut y Consum, Patricia Gómez, ha afirmado este martes durante el pleno de Parlament que los interiores de bares y restaurantes se mantienen cerrados porque se ha demostrado que son zonas «de alto riesgo». En la sesión de control al Govern de este martes ha defendido que mantiene ahora, como hace un año, los mismos criterios científicos y técnicos para controlar la afectación de la pandemia en las Islas.

Gómez ha respondido al diputado de Vox Sergio Rodríguez que ha reprochado a la consellera que mientras el nivel 2 de alerta sanitaria contempla la apertura de interiores y aumento de aforos en terrazas, se mantengan los interiores cerrados.

El sector de la restauración dio un ultimátum este lunes exigiendo la apertura de los interiores a partir del próximo del 26 de abril. La respuesta del Govern pasaría únicamente por ceder en superficie y aforo de las terrazas además de en horario. El portavoz del Govern, Iago Negueruela, ya dio a entender este lunes que la postura del Ejecutivo respecto a este asunto sería suavizar las medidas y continuar con una desascalada lenta, porque, a su valoración, «es lo que ha permitido alcanzar estas cifras sanitarias».

Cabe señalar que estas concesiones serían a cambio de mantener los interiores de los restaurantes cerrados. Según los expertos, en los exteriores hay menos posibilidades de contagios de coronavirus.

Está previsto que la mesa de negociación se reúna este próximo jueves y que los acuerdos adoptados se aprueben en el Consell de Govern del viernes.