El Gobierno alemán anuncia que el toque de queda se prorrogará cada semana dependiendo de cómo evolucionen los niveles de contagios en los länder, ya que se quiere corregir la actual incidencia en la mayoría de las regiones germanas. | T. Ayuga

14

Las compañías aéreas alemanas están en pleno proceso de reprogramación de vuelos a Mallorca para paliar el toque de queda que la canciller germana Angela Merkel quiere aplicar en Alemania para erradicar el incremento de los contagios de la COVID-19 en los länder.

El toque de queda, que sería el primero que se instaura en el país por la pandemia, se llevará a cabo entre las 21.00 y las 05.00 horas, no permitiéndose más que los servicios esenciales. Esto afecta directamente al tráfico turístico hacia Mallorca, de ahí que TUI Fly, Eurowings, Condor, Lufthansa y resto de aerolíneas van a variar todos los horarios de entrada y salida hacia la Isla para no incumplir el toque de queda.

AENA, dado el poco tráfico que hay en estos momentos en el aeropuerto de Palma, dará todo tipo de facilidades en cuanto a ‘slots’ (movimiento de aviones en franja horaria), así como en los servicios en el edificio terminal de Son Sant Joan.

Los touroperadores TUI, Alltours, DER Touristik, FTI y Schauinsland muestran su preocupación, así como la patronal de las agencias de viajes alemana DRV, porque temen que el Gobierno alemán adopte medidas más drásticas en materia sanitaria, como los cierres perimetrales entre los länder con más contagios.

La canciller explicó en el Bundestag que el toque de queda es una medida útil no por los contagios que se producen por la noche al aire libre, sino porque evita visitas y los contactos en el transporte público. No es un remedio absoluto, concedió, pero en combinación con otras medidas es efectivo. «El único objetivo es abandonar esta terrible fase de la pandemia para el bienestar de todos», afirmó.

Los grupos turísticos alemanes están muy encima de la evolución de los contagios en Balears y se muestran satisfechos por los datos de los últimos días, aunque ayer se doblaron respecto al día anterior.

«Hay que seguir en esta línea de trabajo y estamos muy satisfechos de las medidas que está adoptando el Govern para controlar al máximo los contagios. El objetivo es poder llegar al verano con unos ratios óptimos que permitan establecer corredores seguros en los mercados emisores turísticos europeos con Mallorca y resto de islas», puntualizaron ayer representantes de los touroperadores.