Miguel Lázaro, presidente del Simebal.

3

El presidente del Sindicato Médico de Balears (Simebal), Miguel Lázaro, reclamó ante la Comisión de Salut del Parlament una declaración de profesión de riesgo en la que se reconozca el contagio por SARS-CoV2 como enfermedad profesional y remarcó la muerte de 118 médicos a causa de la pandemia.

Durante su comparecencia, Lázaro explicó la realidad de la sanidad balear e hizo varias propuestas para su mejoría entre las que destacó la necesidad de paliar el déficit de 350 profesionales en Atención Primaria evitando «el éxodo de profesionales a otros territorios» con medidas de fidelización.

El presidente de Simebal pidió que los 500 residentes que se están formando en el Archipiélago se queden y denunció que «mientras se están invirtiendo recursos en formar médicos que después se marchan, se están contratando profesionales con títulos no homologados para paliar el déficit de médicos».

Respecto a actuaciones económicas, Lázaro exigió a los diputados del Parlament que se equipare el plus de insularidad al de Canarias; que se apruebe un convenio colectivo para los médicos residentes, y, fundamentalmente, pidió mejorar las condiciones laborales.