El conseller de Medi Ambient i Territori, Miquel Mir. | CAIB

4

Baleares recibirá 17,5 millones de las tres primeras partidas de fondos europeos aprobadas en materia de medio ambiente, para financiar proyectos que tienen que estar relacionados con la gestión de residuos, depuración en municipios de menos de 5.000 habitantes y corrección de tendidos eléctricos.

El conseller de Medio Ambiente y Territorio, Miquel Mir, participó el miércoles en la conferencia sectorial de medio ambiente donde se ha aprobado el reparto territorializado de ese primer paquete del fondo del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, ha informado el departamento autonómico en un comunicado este jueves.

Se trata de una dotación de 581 millones de euros que se destinará a financiar tres líneas de proyectos: saneamiento y depuración en municipios de menos de 5.000 habitantes, apoyo a la implementación de la normativa de residuos y corrección de tendidos eléctricos para evitar daños a la avifauna.

De la primera línea, dotada con 100 millones de euros y relativa a depuración a municipios de menos de 5.000 habitantes, Baleares recibirá 755.465 euros, destinados «a revertir los incumplimientos de la normativa europea de saneamiento y depuración y, especialmente, aquellos que ya hayan supuesto el inicio de un procedimiento sancionador por parte de la Comisión Europea», ha explicado el conseller Mir.

El reparto de esa partida se ha decidido a partir de los datos de 2019. Según Mir, el hecho que a Baleares «sólo se haya asignado un 0,76 % del total es una prueba del buen funcionamiento en general de este tipo de infraestructuras» en el archipiélago.

En cuanto a la línea destinada a corregir tendidos eléctricos, dotada con 60 millones de euros, Baleares recibirá 864.863 euros. En este caso, el criterio de reparto está relacionado con la mortalidad de avifauna producida por colisiones con tendidos eléctricos en el periodo 2015-19, entre otros factores.

El tercer punto aprobado del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia es el llamado Plan de apoyo a la implementación de la normativa de residuos, dotado con 416,2 millones de euros, de los que Baleares recibirá 15.876.840 euros.

Uno de los criterios que ha tenido más peso a la hora de decidir el reparto territorial ha sido el volumen de generación de residuos en cada territorio, algo que beneficia a las islas y que reclamaba el Govern.

Mir celebra que se haya tenido en cuenta este criterio en vez del número total de residentes censados porque implica que «se compensa el peso que tiene el turismo en la generación de residuos», ha asegurado.

En materia de residuos y economía circular, también se aprobó el reparto de dos líneas de subvenciones ya existentes, financiadas por el Gobierno central: el plan de apoyo a la implementación de la normativa de residuos (PIMA) y el de fomento de la economía circular en el ámbito de la empresa. Baleares recibirá 185.794 euros.

La conferencia sectorial ha aprobado también las asignaciones de este año a las comunidades autónomas de otra línea de ayudas sin relación con los fondos europeos: el PIMA-Ecosistemas, en el que Baleares recibirán 188.000 euros que se tienen que destinar a proyectos de reforestación, fomento de la biodiversidad, eliminación de especies invasoras y fomento de la resiliencia de las masas forestales.

El conseller ha lamentado, en este punto, que esta línea de ayudas excluya actuaciones en el medio marino, circunstancia que perjudica claramente a los territorios insulares o con mucha superficie de costa.