El doctor Javier Arranz. | P. Pellicer

33

«En otros países ya están empezando a informar de casos más importantes en personas jóvenes, los hay más graves y con ingresos incluso en UCI». Éste es, según el portavoz del comité autonómico de enfermedades infecciosas, Javier Arranz, uno de los escenarios más probables según vaya avanzando la campaña de inmunización en la población mayor. «La vacuna cambia la forma en que los virus circulan y a veces también la forma de presentación. Me preocupa que dentro de un tiempo empecemos a ver casos clínicamente más importantes en gente joven, como por ejemplo se ha visto en Israel», dijo ayer el experto.

Y es que según vaya incrementándose el número de población protegida por la vacuna, el virus irá o bien mutando para ganar efectividad frente al medicamento, o bien afectando más a los colectivos que no están inmunizados.

De momento una de las posibilidades es que haya más contagios que pasen desapercibidos entre la población joven. «Los casos asintomáticos preocupan porque pueden provocar una transmisión comunitaria, aunque cuando tenemos muchos normalmente al poco tiempo se traduce en más contagios con síntomas e incluso en más ingresos hospitalarios», explicó este especialista.

«El hecho de tener esta estabilidad en los contagios lleva a pensar que no hay muchos casos asintomáticos dando vueltas por ahí, pero también hemos empezado a ver un incremento de positivos en la franja de 16 a 29 años», reconoció.

Noticias relacionadas

Sin cambios tras Pascua

La incidencia acumulada a 14 días en Balears se mantiene en los 59,77 casos por 100.000 habitantes, mientras que a siete días apunta a un ligero ascenso al estar en 32,9.

Sin embargo, este miércoles se notificaron 58 nuevos casos que entra dentro de la normalidad de lo que se está viendo en el último mes. «A finales de esta semana, si no hay un crecimiento importante, se verá que el incremento de movilidad que ha habido en Semana Santa no ha tenido efectos en la pandemia», explicó el doctor Arranz, quien en ocasiones anteriores, ha remarcado la importancia de las medidas de restricción al respecto.

La tasa de positividad media de los últimos 14 días es del 1,44 % del total de pruebas realizadas, sin embargo destaca la situación en Mallorca donde, a pesar de seguir en cifras muy bajas, sube al 2,43 % o de Formentera con el 4, 21 %.

Por último,este miércoles no se notificó ningún nuevo deceso por lo que la pandemia se ha cobrado en Balears un total de 781 víctimas, 259 de ellas fueron usuarios de residencias de mayores.

Bajan las hospitalizaciones

Con 56 personas ingresadas, Balears es la comunidad con la tasa de hospitalizaciones más baja del Estado. Las cifras, además, mejoran a diario. Ayer había 35 personas en planta, ocho menos que en el día anterior. Por otra parte, 21 pacientes siguen en estado grave en una Unidad de Cuidados Intensivos, 14 de ellos en Mallorca, uno en Menorca y 6 en Eivissa. Cabe recordar que los pacientes de COVID-19 pasan de media mucho más tiempo en una unidad de críticos que el resto. Por último, hay 915 contagios activos en seguimiento domiciliario por el IB-Salut al ser casos de carácter más leve.