IBIZA VACUNACION RECINTO FERIAL | Daniel Espinosa

16

Tres meses y medio después de que se iniciara en España el plan de vacunación contra el coronavirus, un 14,5 por ciento de los ciudadanos de Baleares, 169.457, ya cuenta con un porcentaje de inmunidad elevado frente a la COVID-19, al haber recibido al menos una de las dos dosis de la vacuna. Además, de éstos hasta 57.125 han completado el plan.

Cada antiviral de los que actualmente se utilizan en el país para hacer frente al coronovirus cuenta con un porcentaje de inmunidad, aunque diferente, tras la primera dosis, pero en los tres casos se estima elevado, entre el 70 y el 80 por ciento. Aunque todavía no hay datos concluyentes de inmunidad, estudios recientes realizados en Israel sobre Pfizer señalan que la protección tras el primer pinchazo es de en torno al 85% y otros apuntan que del 80; en el caso de Moderna la inmunización parcial también mostró una eficacia del mismo porcentaje; mientras que en el caso de Astrazeneca los expertos estiman que es de alrededor el 70 por ciento. Sea en el porcentaje que sea, ese 14,5 % de los ciudadanos de las Islas vacunados tiene ya un elevado porcentaje de protección contra el virus.

Más vacunados en Mallorca

En el caso de Mallorca, un 14,7% de la población ha recibido una de las dosis de la vacuna contra la COVID-19 y un 5,08 ha percibido las dos, completando así la inmunidad. En base a estos datos, facilitados por Salut Pública, cabe subrayar que la mayoría de las personas vacunadas en la Isla tienen pendiente completar el tratamiento.

Noticias relacionadas

En ese punto cabe recordar que alrededor de 56.000 ciudadanos de toda Baleares vacunados con Astrazeneca se encuentran a la espera de saber si percibirán esa segunda inyección, ya que la vacunación continúa paralizada para menores de 60 años. Sanidad tiene pendiente todavía resolver qué hará con todos ellos. Los expertos hablan de tres opciones: no poner la segunda vacuna, ponerla o combinarla con otra como Pfizer. No obstante, sobre este última posibilidad, alertan de que no hay estudios definitivos sobre la viabilidad de combinar vacunas diferentes. En este grupo afectado se encuentran también los cuerpos y fuerzas de seguridad del estado y los docentes, que fueron los primeros que recibieron el tratamiento desarrollado por la farmacéutica anglosueca y la universidad de Oxford.

En las últimas semanas, algunos países han contemplado la posibilidad de retrasar las segundas dosis de determinadas vacunas; algo que en España de momento no ha ocurrido. Los expertos subrayan la importancia de completar los tratamientos en los plazos pautados para alcanzar la inmunidad que garantizan los estudios. De hecho no son pocos los que abogan por inocular la segunda dosis de Astrazeneca a los menores de 60 años que ya la han recibido al considerar que la probabilidad de sufrir un trombo tras la segunda dosis es todavía aún más bajo y que los beneficios de la vacuna siguen siendo superiores a los riesgo.

El bloqueo de Janssen, que estaba previsto que desembarcara en España esta semana, ha obligado a Salut Pública a reprogramar la campaña con inyectables. Se esperaba recibir en estos días alrededor de 3.600 dosis con las que vacunar al grupo de población de entre 70 y 79 años, pero el Govern asegura que la campaña no se verá afectada a corto plazo.

Sin estudios definitivos que determinen cuánto dura la inmunidad tras haber superado la enfermedad y en qué porcentaje de los casos se genera anticuerpos, cabe añadir que un 5 % de la población de las Islas se ha infectado, 58.197 personas; en torno al 1,3 de los afectados ha fallecido.