Som Energia ha explicado que está impulsando la autoproducción a través de otras compras colectivas repartidas en toda España, con el mismo modelo de llave en mano. | Redacción Local

1

Un total de 90 instalaciones de energía solar fotovoltaica, fruto de la compra colectiva «Embat Solar Mallorca», promovida por la cooperativa Som Energia, ya están instaladas y generando energía verde en la isla.

Para esta compra, impulsada desde el grupo local de Mallorca de la cooperativa, se escogió por concurso a la empresa encargada de ejecutar las instalaciones y, una vez abiertas las inscripciones, se apuntaron 130 personas, ha recordado Som Energia en una nota.

La potencia total de estas 90 instalaciones solares de autoproducción doméstica es de 298 kWp y permiten una producción anual estimada de 418 MWh.

Como referencia, la planta solar de Tahal (Almería), la última que Som Energia ha puesto en funcionamiento en España, produce anualmente cerca de 1.500 MWh, de manera que Embat Solar Mallorca equivale, aproximadamente, a más de una cuarta parte de una planta solar.

Som Energia ha explicado que está impulsando la autoproducción a través de otras compras colectivas repartidas en toda España, con el mismo modelo de llave en mano.

Actualmente se están ejecutando una veintena, entre ellas, la segunda edición de Nura Solar en Menorca.

Con las compras colectivas que ha impulsado hasta ahora la cooperativa, cerca de 1.000 personas socias ya disponen de una instalación fotovoltaica en su tejado y producen parte de su energía mediante ellas, en «un paso más hacia un nuevo modelo energético renovable, democrático y distribuido», señala la entidad.

Tanto quienes participen en compras colectivas como quienes se hayan instalado por su cuenta placas solares fotovoltaicas para autoproducción en su casa, pueden acogerse a la modalidad de compensación simplificada de excedentes con Som Energia.

Esta compensación es una contrapartida por la energía excedentaria, que generan, no utilizan, y vuelcan a la red eléctrica. Los excedentes de autoproducción se compensan al mismo valor que el de la energía que la cooperativa compra en el mercado eléctrico para comercializar a sus contratos.

Som Energia compra la energía excedentaria y la comercializa a otros usuarios.