CAEB: «El tropiezo que ha sufrido la inversión al final de 2020 condiciona las perspectivas de recuperación»

| Palma |

Valorar:

La presidenta de la CAEB, Carmen Planas, ha mostrado este jueves su «preocupación» por la evolución económica de las islas y ha comentado que el «tropiezo» que ha sufrido la inversión en la recta final de 2020 condiciona las perspectivas de recuperación de la economía.

La economía de Baleares cayó en 2020 un 24,3 % por la crisis causada por la covid-19, que «ha sumido la economía balear en una sima vertical sin precedentes», asevera el último informe de coyuntura de evolución económica de la Confederación de Asociaciones Empresariales de Baleares (CAEB).

El balance anual de 2020 afirma que la pandemia ha conducido a la economía de las islas al «shock económico» por las restricciones sanitarias impuestas para tratar de controlar la expansión del virus, un pasado verano «tumultuoso» y un final de año «tan incierto como esperanzador».

La crisis abierta por la pandemia no se puede comparar con las anteriores crisis económico-financieras y «aún es pronto» para conocer qué pasará este año, si bien la patronal empresarial confía en el control de la crisis sanitaria y la capacidad de las empresas para invertir porque «si no hay inversión, no habrá recuperación rápida».

Por islas, la economía de Mallorca cayó el pasado ejercicio un 23,9 %, un 23,5 % la de Menorca y un 26,6 % la de Ibiza y Formentera.

Desde el punto de vista de la oferta, el informe destaca que los servicios se han erigido como el sector más afectado y el principal factor que explica la «sima vertical en que se encuentra sumida la economía balear».

Turismo, hostelería, restauración, transporte, ocio y centros comerciales han sufrido la crisis con mayor fuerza con un retroceso de su actividad del 26,2 %.

Mientras tanto, la estimación de crecimiento del sector de la construcción balear arroja una contracción del 15,1 % y del 13,2 % en el caso de la industria.

Desde el punto de vista de la demanda, el consumo privado sufrió una contracción del 25,4 % en 2020, muy por encima del descenso del 2,9 % vivido en la recesión de 2009, señala este informe.

En cuanto a 2021, el primer semestre del año se verá «seriamente condicionado» por el número de contagios y los posibles confinamientos restrictivos.

De todos modos, las perspectivas de recuperación para el segundo son «más positivas» gracias a la vacunación, las ayudas gubernamentales y los impulsos de los fondos europeos Next Generation de la UE.

Aún es «pronto», según la empresaria, para hacer pronósticos sobre la evolución macroeconómica porque depende de múltiples condicionantes. En primer lugar, el control de la crisis sanitaria y la capacidad de inversión de las empresas.

«Esperamos, no obstante, un crecimiento positivo porque se mantiene la política monetaria de bajos tipos y, en materia de política fiscal, por las ayudas directas y la financiación europea a través de los proyectos Next Generation», ha señalado.

Planas ha señalado que es «esperable» que la situación mejore según avance el año tras una caída de la economía balear en 2020 «inédita e histórica», duplicando el retroceso de la española

La presidenta de CAEB ha calificado de «fundamental» llevar a cabo una transformación hacia una economía «más digital, sostenible e inclusiva», con la capacidad de aglutinar proyectos con potencial transformador que sumen el «triple objetivo» de crecimiento, bienestar inclusivo y sostenibilidad.

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

De momento no hay comentarios.