Miguel Ángel Subirán y Manuel Penalva, en una imagen de archivo. | Pere Bota

5

El TSJB reabre el melón y ordena que se investigue si el juez Manuel Penalva y el fiscal Miguel Ángel Subirán indujeron a testigos a mentir. La Sala de lo Penal acepta un recurso en bloque de las acusaciones y revoca la decisión del magistrado instructor, Carlos Gómez, en torno a uno de los testigos controvertidos del 'caso Cursach': 'El Trilero'.

Este testigo declaró en varias ocasiones en la causa e incriminó a policías locales de Palma. De acuerdo con un informe policial, a cambio consiguió que Penalva levantara una orden de expulsión de Mallorca que pesaba sobre él por su intervención en bandas de trile.

Gómez, presidente del TSJB, ordenó que ese informe fuera a un juzgado de instrucción y descartó en un auto que Penalva y Subirán participaran de esas mentiras.

Ahora, la Sala ordena investigar ese delito de inducción al falso testimonio. Se basa en los mensajes de WhatsApp que intercambiaban Penalva, Subirán y los agentes de Blanqueo.

En ellos se habla de enseñar determinadas fotografías de policías locales al testigo de cara a un interrogatorio. Ahí es donde aprecian un indicio de delito: "Lo que se tratará de esclarecer ahora es si la actuación del testigo 26 simplemente buscaba engañar con mentiras a los investigadores para beneficiarse de algún modo en la causa sobre trile o si, en sentido distinto, pudo haber sido inducido o guiado para declarar sobre extremos desconocidos por él".

La decisión implica de hecho una reapertura de la causa después de que en febrero, Gómez acordara continuarla sólo por revelación de secretos contra Penalva y Subirán. Esa decisión está pendiente de que se resuelvan la catarata de recursos planteados por la Fiscalía Anticorrupción y el resto de acusaciones. Sin embargo, ahora Gómez tendrá que citar de nuevo a Penalva y Subirán, además de al Trilero y ampliar la investigación al delito de inducción al falso testimonio. El auto abre esa investigación a otros personajes de la trama como la madame, el exrecorgevasos de Tito's que luego fue el testigo protegido 29, 'El Ico' o el testigo del ácido.