La restricción de reuniones en domicilios impedirá que las familias se puedan reunir para hacer 'panades'. | Redacción Digital

60

Las reuniones en domicilios quedan limitadas a los convivientes en Semana Santa, según el acuerdo entre comunidades autónomas y el Ministerio de Sanidad en el Consejo Interterritorial de Salud celebrado este miércoles.

Baleares, al igual que el resto de España, limitará entre el 26 de marzo y el 11 de abril los encuentros sociales y familiares a cuatro personas en interiores públicos, bares y restaurantes principalmente, a seis personas en exteriores públicos -en ambos casos de dos núcleos de convivencia- y a un único núcleo de convivencia en los domicilios.

La consellera de Salut i Consum, Patricia Gómez, ha explicado que las medidas acordadas por las Comunidades Autónomas pretenden evitar un incremento de contagios en los próximos días de vacaciones. La consellera ha reconocido que es «imposible» controlar los encuentros en domicilios, por este motivo hacen una llamada a la responsabilidad individual. Gómez ha explicado que con esta medida pretenden evitar los encuentros familiares típicos de estas fechas, «como puede ser reunirse para hacer panades».

El Govern tiene previsto autorizar la apertura interior de los establecimientos de hostelería en Mallorca a partir de próximo lunes, 15 de marzo, y Gómez ha señalado que se mantiene a las 22 horas el inicio del toque de queda.

Noticias relacionadas

El acuerdo del Consejo Interterritorial, que Baleares ha votado a favor, será publicado este jueves en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

Movilidad en Semana Santa

Según ha explicado Gómez, el Gobierno ha propuesto, con el consenso de todas las comunidades excepto Madrid, un acuerdo de mínimos que cada región puede endurecer si lo considera oportuno. Gómez ha confirmado que Baleares y Canarias quedan fuera del cierre perimetral que sí regirá sobre el resto de CCAA durante el puente de San José y Semana Santa.

En este sentido, Gómez ha afirmado que Baleares continuará con los controles en puertos y aeropuertos en los que se exige una PCR negativa en origen a los pasajeros que provienen de comunidades autónomas con una incidencia acumulada a 14 días por encima de los 100 casos por cada 100.000 habitantes. Del mismo modo, Sanidad Exterior mantiene los controles para limitar la entrada de pasajeros internacionales que, según la consellera Gómez, «hemos pedido que se intensifiquen los controles en los aeropuertos de cara a los pasajeros que hacen escalas».