El interior de bares y restaurantes recobrarán su vida a partir del próximo lunes. | Jaume Morey

20

El Govern continúa con la desescalada en Mallorca y prevé la apertura de los interiores de bares y restaurantes, aunque con restricciones, a partir del próximo 15 de marzo. Así lo ha dado a conocer el portavoz del Govern, Iago Negueruela, quien ha informado de que tienen previsto reunirse con los agentes sociales y económicos para abordar este asunto antes del Consell de Govern extraordinario del viernes. Las nuevas medidas también afectarían a Ibiza, que podría abrir las terrazas a partir de la misma fecha.

Negueruela ha explicado que los datos epidemiológicos siguen siendo favorables en Mallorca, lo que posibilitaría continuar con el plan de desescalada. No obstante, ha pedido «prudencia», especialmente ante los incumplimientos de las medidas observados este pasado fin de semana. «Los buenos datos sanitarios de ahora corresponden todavía a cuando no se había iniciado la desescalada, la incidencia de la apertura no la veremos hasta dentro de unas semanas», ha subrayado.

El portavoz ha apuntado la importancia de abordar una desescalada «pautada» para evitar que, como pasó en las anteriores fases de la pandemia, una relajación excesiva de las limitaciones de movilidad y reunión impuestas a la población derive en una nueva oleada.

También ha recordado que el acuerdo con los agentes sociales y económicos fue de continuar con la relajación de las medidas si los datos sanitarios por la COVID-19 «acompañaban». Después de estos 15 días de apertura de las terrazas en Mallorca, Negueruela cree que hay que continuar con los interiores, porque «hay que darle la oportunidad de abrir a aquellos establecimientos afectados que no han abierto porque no tienen terraza, y sólo disponen de interiores. Hay que dar la oportunidad al conjunto del sector».

Noticias relacionadas

Llamada de atención

Los incumplimientos de las medidas de este pasado fin de semana, el primero desde la nueva desescalada, tendrá consecuencias. El Govern tiene previsto reunirse con la restauración de algunas zonas concretas «para hablar sobre lo que ha sucedido».

«Nos reuniremos con el sector para ver qué medidas se tienen que adoptar para poder mantener la actividad económica abierta. Si vemos que en unas zonas sigue el incumplimiento habrá que trabajar de manera concreta para que no afecte a todo el sector», ha avanzado Iago Negueruela.

El portavoz ha defendido las medidas que se mantienen en Baleares pese a la mejora de la incidencia de la COVID-19 y no las cree exageradas. «No hemos bajado todavía de los 50 casos por cada 100.000 habitantes, así que todavía hay margen de mejora. En nuestro entorno europeo, países con cifras más positivas, tienen medidas más duras». Finalmente, ha descartado una apertura «de repente de todos los sectores porque, aunque la situación esté mejor, sería un peligro hacerlo de forma generalizada. Y más aún con la cepa británica, presente en el 70% de los casos detectados, que podría favorecer circunstancias que incrementarían el número de contagios».