Una mujer trabajando.

17

Por cada mujer en un puesto directivo, dos están ocupados por hombres. La presencia femenina todavía sigue siendo inferior: solo aparecen en una tercera parte de las categorías profesionales más elevadas.

Así se contempla en el último informe elaborado por Impulsa Balears a partir del Índice de Desigualdad de Género (IDG), que se integra dentro de un monitor de vigilancia continua (i|globala). La nueva actualización, que presentan con motivo del Día Internacional de la Mujer, el día 8 de marzo, demuestra que la desigualdad de género es un factor crítico pero con nuevas mejoras. Por ejemplo, el estudio recoge que el Archipiélago se sitúa en la séptima posición más favorable de un ránking autonómico que apela al empoderamiento de la mujer tanto en el ámbito de la salud, la educación y el mercado laboral.

Según la nueva actualización del índice, cuya escala oscila entre el 0 (desigualdad nula) y el 1 (desigualdad máxima), Baleares marca una puntuación del 0,045, solo superada por Galicia (0,028), País Vasco (0,032), Canarias (0,043), Cataluña (0,043), Aragón (0,043) y Madrid (0,043).
Mercado laboral

Impulsa Balears informa que la tasa de participación en el mercado laboral sigue siendo desigual entre ambos sexos, con una diferencia de más de 10 puntos porcentuales.

Mientras que la participación femenina es del 56, 9 %, el segmento masculino asciende al 66, 4 por ciento, una brecha que se amplía todavía más en la tasa de ocupación: un 47 % son mujeres y un 56,4 % hombres. Los datos registrales también inciden en el aumento del desempleo respecto del año anterior a la pandemia, sobre todo para el sector femenino.

Crece el desempleo femenino

Los datos actualizados del Índice de Desigualdad de Género (IDG), que elabora cada año Impulsa Balears, ponen de manifiesto, en consonancia con los datos de trabajadores en alta en la Seguridad Social, una mayor pérdida relativa de empleo femenino (-8,9 %) con respecto al masculino (-8,6 %). Por otra parte, si la incidencia de la parcialidad en las mujeres (19,7 %) amplía el diferencial con el segmento masculina (6,6 %), la relativa a la temporalidad ha dado un vuelco.

Sin embargo, uno de los datos más positivos es la mejora en la tasa de abandono escolar de las mujeres en Baleares, una disminución de poco más de un punto (un 20,3 % según las últimas actualizaciones con respecto al 21,7 % en 2018). Un dato que contrasta con el repunte anotado por el sector masculino en las Islas (sube al 28, 1 % en relación al 27 por cien registrado en 2018).

Aunque la pandemia ha intensificado la caída del empleo en las posiciones directivas y de gerencia (hasta un 23,6 % inferior en el caso de las mujeres en posiciones altas), otro dato relevante es la brecha salarial. Los últimos datos disponibles (2018) revelan que las mujeres perciben un salario de 3.352 euros anuales inferior al de los hombres.