El descenso de la incidencia de la enfermedad en Baleares se está ralentizando. | Jaume Morey

La curva de contagios de coronavirus en Baleares empieza a estabilizarse tras unas semanas en descenso. Esta es la valoración que ha realizado este viernes la directora general de Salud Pública y Participación, María Antonia Font, tras la actualización de datos.

Font, ha asegurado en una rueda de prensa que el descenso de la incidencia de la enfermedad en Baleares se está ralentizando. «La curva se está estabilizando, la bajada ya no es tan evidente», ha asegurado

Ha detallado que el número reproductivo base, «que da la idea de cómo serán los contagios en los próximos días», y que si se sitúa por encima de 1 implica que cada infectado contagia a más de una persona, es en la actualidad en Baleares de 0,90. En Ibiza es de 0,68, se mantiene en 0,97 en Mallorca y en Menorca con pocos casos se ha colocado en torno a 1 con muy pocos casos, como en Formentera.

Este viernes, por segundo día consecutivo, Baleares vuelve a tener menos de dos mil casos activos de coronavirus por primera vez desde el mes de septiembre. Hace tan solo quince días, el 19 de febrero, las Islas tenían 3.691 casos activos de COVID-19. Para encontrar una situación similar a la de esta última semana hay que remontarse a principios de septiembre, cuando se notificaron 1.974 y la tendencia era creciente.

Noticias relacionadas

A pesar de que ahora se cuenta con una parte de la población vacunas, las autoridades sanitarias hacen una llamada a la «responsabilidad» y piden «prudencia» para evitar un repunte de casos. «Queremos que las cifras bajen más», ha señalado Font.

«Hemos de ser capaces de conseguir un equilibrio entre relajar las medidas comunitarias para volver a tener actividad económica que nos permita vivir con más tranquilidad, pero no puede haber relajación en las medidas de protección individual», ha dicho la directora general de Salud Pública. Ha indicado que los especialistas vigilan «la curva» y su evolución en Baleares y ha advertido de que hay países del entorno «con medidas muy restrictivas e incidencias más bajas». Durante esta última semana, del 1 al 5 de marzo, las Islas han notificado entre 38 y 50 nuevos contagios diarios.

Font ha destacado la que incidencia acumulada de COVID-19 en los últimos 14 días presenta «una cifra muy buena, en nivel naranja de riesgo» y ha añadido que «ya no hay color rojo casi en ninguna isla».

A día de hoy, Baleares registra una incidencia acumulada de COVID-19 en los últimos 14 días de 71,6 casos por cada 100.000 habitantes. Por Islas, en Mallorca, la IA14 es de 69,9; en Menorca de 6,42; en Formentera de 16,51 y en Ibiza, por primera vez en esta tercera ola, ha bajado de 100 este viernes, se sitúa en 98,71.

El descenso de contagios también ha supuesto un alivio para la presión hospitalaria. La ocupación de UCI con enfermos de COVID-19 supone el 15,2 %, con 40 casos este viernes, según datos del Ib-Salut.