Baleares en la Nación Emprendedora

| Palma |

Valorar:

Hace cien años, emprender no era una tarea fácil en España. Tampoco lo era en Baleares. La historia del inventor mallorquín Pere Sastre Obrador, conocido como Pere de Son Gall, es el epítome de dicha dificultad. De familia humilde y autodidacta, quería conquistar el cielo. Tras años de cálculos y prototipos, diseñó un aparato volador que acabó construyendo con un viejo motor, ruedas y tubos de bicicletas. Consiguió dar con la técnica aérea de la elevación vertical, el aparato precursor de los helicópteros modernos pero, cuando se lo presentó al Gobierno, el proyecto fue rechazado. No le vieron aplicación práctica.

Cien años más tarde, la historia ha cambiado. Hoy, Illes Balears es la comunidad autónoma con mayor ratio de emprendedores de España, según el último informe de SGR-Cesgar. Por su potencial emprendedor, Mallorca, Menorca, Ibiza y Formentera serán fundamentales para hacer de España una Nación Emprendedora, la misión de país impulsada desde el Gobierno.

Las crisis son imprevisibles y sus efectos pueden ser devastadores. La crisis de 2008 afectó a nuestro país con especial virulencia por nuestro modelo de productividad y mercado laboral. Ahora nos encontramos ante la crisis derivada de la pandemia. Es necesario un cambio urgente en el modelo productivo de España ante la certeza de que cualquier crisis destruirá primero los puestos de trabajo menos cualificados. Debemos transformar nuestras bases productivas para tener una economía más fuerte, con incrementos constantes en la aportación de valor. Hacer de España una Nación Emprendedora hará posible esta transformación.

Para el año 2030, queremos que España sea una nación que haga del emprendimiento innovador el rompehielos de su economía. Una nación en la que el emprendimiento innovador se apoye en los sectores tractores del país, el tejido productivo donde somos más fuertes, para crecer generando círculos virtuosos que ayuden a incrementar la productividad, crear mejores productos y servicios, y más y mejor empleo. Una nación emprendedora que en su construcción, no haya dejado a nadie atrás.

Esta es la visión de la Estrategia España Nación Emprendedora, presentada recientemente por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. Esta estrategia contempla 50 medidas para impulsar el talento, las inversiones o la escalabilidad de nuestras empresas y movilizará más de 1.560 millones de euros solo en su primer año. Una estrategia con medidas demandadas por el sector y que son necesarias para cambiar nuestro modelo productivo, entre ellas, la Ley de Startups, que permitirá reconocer la especificidad de las empresas con alto potencial de crecimiento y de creación de empleo, riqueza e innovación; o Renace, la Red Nacional de Centros de Emprendimiento que pondrá en contacto a las incubadoras, aceleradoras y venture builders de todo el país y que puede suponer una enorme oportunidad para poner en contacto las islas con el tejido del emprendimiento innovador a escala nacional.

«Pere de Son Gall llamó a todas las puertas para financiar sus inventos, pero no hubo respuesta»

Hace un siglo, emprender en España era un camino tortuoso y solitario. La suerte de Pere de Son Gall fue testigo de este camino. Arriesgó y no lo consiguió. Llamó a todas las puertas posibles para conseguir financiación para sus inventos, pero no hubo respuesta. Buscó el apoyo del Estado y no encontró un marco favorable para emprender.

Estamos determinados a hacer que esta historia no se repita. Baleares quiere y Baleares puede. Hoy conocemos grandes casos de éxito que marcan el camino. En todas las islas hay talento y potentes emprendimientos aprovechando las fortalezas del tejido empresarial, como el sector turístico. Es el caso de la startup menorquina Mabrian, una empresa de machine learning que se ha convertido en el líder internacional de los destinos turísticos inteligentes, expandiendo su inteligencia de datos en turismo a ciudades de América Latina.

En Mallorca, Jordi Ber, tras la dificultad de encontrar un profesional para una avería en casa, decidió diseñar él mismo una plataforma para encontrar al mejor profesional para reformas. Era Habitissimo, startup que llegó a convertirse en una de las empresas más punteras en soluciones para reformas online y que, ante el enorme crecimiento que tuvo, protagonizó uno de los mayores exitos de la historia de España.

Es el momento de que haya más empresas innovadoras como estas. El momento para que estas empresas no solo se vendan, sino que crezcan y generen mayor riqueza. De ir más allá. De facilitar todas las herramientas para que cualquier persona pueda impulsar su idea. Estamos ante una oportunidad en la que Illes Balears está llamada a ser una pieza clave en la misión de país que tenemos en marcha: hacer de España la Nación Emprendedora con mayor impacto social de la historia.

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

De momento no hay comentarios.