Admitida a trámite la demanda contra las restricciones a la hostelería en Baleares. | Teresa Ayuga

El Tribunal Superior de Justicia de Baleares (TSJIB) ha admitido a trámite la demanda contra las restricciones de la restauración, tal y como ha confirmado este sábado la Associació de Restauradors de Mallorca (AREMA).

Una treintena de restauradores, arropados por PIMEN Restauración y la recién creada AREMA, interpusieron un recurso contencioso administrativo ante el TSJIB contra la orden de cierre al público de bares, restaurantes y cafeterías aprobada el pasado 11 de enero por el Consell de Govern.

Se trata de un recurso que somete algunas decisiones administrativas al control judicial en aras de la transparencia y proporcionalidad que el sector lleva tiempo reclamando en diversos foros con la administración pública.

Noticias relacionadas

En el comunicado compartido este sábado en redes sociales indican que esperan que se dictamine «la suspensión cautelar de las medidas contra las restricciones a la restauración mientras son estudiadas». Además, esperan que la pronunciación sea considerada «urgente» por la «grave situación de la restauración en la islas, en especial en Mallorca».

Los restauradores ya indicaron en su momento que «ninguna formación política está dirigiendo esta reclamación judicial, ni la va a dirigir ni la va a sufragar. Se puede ampliar a nuevas resoluciones que se adopten y en ese caso pueden adherirse más empresas y empresarios que se vean afectados».

Además, señalan que «cada día que pasa sin ese pronunciamiento oficial por parte del TSJIB cierran en Mallorca de forma definitiva 50 bares o restaurantes, que dejarán fuera a centenares de trabajadores a su suerte».