Protesta de los 'Riders' en Palma. | Redacción Digital

15

Más de 50 repartidores de diferentes plataformas online se han concentrado este miércoles en Palma para protestar contra la Ley ‘Rider’, que regularía las condiciones laborales de estos trabajadores, por lo que dejarían de ser autónomos a asalariados. Después de tras varios meses de negociación entre el Ministerio de Trabajo y las patronales y sindicatos, finalmente los repartidores a domicilio han conocido la propuesta de un decreto que «no cumple para nada con nuestras peticiones. Queremos seguir manteniendo el estatus de autónomos digitales con pequeñas mejoras», ha sentenciado la portavoz de los ‘riders’ en Mallorca, Mercedes Echegaray.

A las 10 de la mañana, los repartidores han arrancado la marcha motorizada desde la Plaza de España. Han recorrido via Alemania, las Ramblas, han subido por Jaume III, desde ahí hacia Vía Argentina y han entrado por Plaza de la Reina hasta Delegación del Gobierno.

Con pancartas donde se podía leer hashtags como StopLeyRider o Repartidores Unidos, han empezado poco antes de las 11 a tocar el claxon con fuerza a fin de hacer notar el malestar por el que pasa el sector. En las Islas hay 200 trabajadores en estas plataforma, y son al menos 30.000 a nivel estatal. Las protestas se han realizado a la vez en 12 ciudades del país.

Mercedes Echegaray ha recordado que muchas familias se podrían quedar sin empleo a partir de esta regulación de sus condiciones laborales. También ha añadido que al contratar a los empleados, los sueldos pasarían a ser «precarios».

Con todo, los ‘Riders’ han presentado esta mañana una batería de propuestas a la Delegación a fin de trasladar sus peticiones como trabajadores, que es mantener el autónomo digital, implantado en Europa según ha defendido la portavoz en Baleares o mejoras y pequeños cambios en cuanto a planes de riesgos laborales, pero sin que afecte el horario “que nos permite a todos conciliar”.