La residencia del Hospital de Llevant tiene un brote con 10 usuarios positivos.

0

La Conselleria de Salut i Consum ha ordenado la intervención de la residencia de ancianos Sor Maria Rafela y la Residencia del Hospital de Llevant después de que se hayan detectado dos brotes que hasta lunes afectan a 17 usuarios y 4 profesionales positivos.
El brote de coronavirus en la residencia Sor Maria Rafela, ubicada en el municipio de Campos, afecta este lunes a 7 usuarios, todos hospitalizados, y a 2 trabajadores, mientras que otros 15 usuarios permanecen aislados en el centro, ha explicado la conselleria en una nota.

Salud ha recordado que esta residencia de Campos recibió la primera dosis de la vacuna el pasado 5 de enero y el brote se detectó dos días después, cuando un trabajador dio positivo en un cribado programado.

La residencia del Hospital de Llevant tiene un brote con 10 usuarios positivos, todos hospitalizados, y 2 trabajadores positivos, mientras que otros 41 residentes permanecen aislados.

Esta residencia recibió la primera dosis de la vacuna contra la covid-19 el pasado 7 de enero y el brote se detectó en un cribado rutinario que se hizo el 17 de enero, ha detallado Salud.

Varios profesionales de la Subdirección de Atención a la Cronicidad se han desplazado a las residencias para evaluar la situación de las personas afectadas y garantizar una asistencia adecuada, así como para apoyar la dirección en la implementación de los planes de contingencia para controlar los brotes.

La conselleria que dirige Patricia Gómez ha considerado oportuno dictar una resolución para intervenir, durante 20 días, el control de la gestión sanitaria asistencial en relación con todos los procesos relacionados con el coronavirus en estas dos residencias de gente mayor.

Se ha designado un coordinador sanitario que se encargará de controlar, coordinar y dirigir la actividad asistencial sanitaria de los centros y dirigirá el equipo de personal de las residencias.

Tras estas dos nuevas intervenciones, los equipos directivos y la titularidad de estos centros, así como los propios residentes, se regirán por las instrucciones, órdenes y disposiciones del coordinador en los procesos relacionados con la covid-19, ha puntualizado la conselleria. El Govern balear ha intervenido hasta este lunes un total de 14 residencias de ancianos desde el inicio de la pandemia la pasado primavera.

Durante la primera ola de la pandemia, Salud intervino las residencias Oasis y DomusVi Palma, mientras que en la segunda ola de contagios intervino las de Bell Entorn, DomusVi Can Carbonell, DomusVi Santanyí, la residencia Reina Sofía, Es Ramal, San Luis, Seniors Pollença, DomusVi Alcudia, Fontsana, Sor María Rafaela, Seniors Inca y la del Hospital de Llevant.

También se han intervenido por brotes de coronavirus las residencias Amadiba 325, Sa Nova Residència del Patronat Joan XXIII en Inca y Vuit Vents, gestionada por Aspace, todas ellas para personas con discapacidad.