5

Mallorca, con 213 positivos, registra una cifra baja de nuevos contagios. Mallorca baja. La realidad es que tenemos a la Isla en la bajada de la curva de la cuarta ola. Mientras, España vuelve a batir su récord diario con 44.357 nuevos contagios y la incidencia se dispara hasta los 795 casos, triplicando el dato considerado como «riesgo extremo» por Sanidad. España sube.

Mallorca ha registrado la cifra más baja de nuevos contagios en un día desde hace un mes, notificándose 213 nuevos positivos. Hay que remontarse a primeros de diciembre para encontrar cifras más bajas. Unos días después del puente de la Constitución, el Govern Balear había puesto en marcha (tarde) medidas más contundentes que se fueron endureciendo a lo largo del mes para intentar bajar esas cifras que iban subiendo hasta ocupar el número uno en la lista de la CCAA. Ha sido un mes de diciembre (y gran parte de enero) muy duro con medidas duras que han permitido bajar las cifras de contagios.

Mientras Mallorca iba endureciendo las medidas ante una situación que le había colocado en el primer lugar en incidencia acumulada, en la mayoría del resto de España se discutía si salvar las Navidades, si se podía comer o reunirse con allegados, si se podía comer o cenar con dos grupos burbuja, si se podía llegar a 10 personas en las cenas y si hasta qué hora una persona podía estar en el día de Nochevieja.

Y la realidad es que en estos momentos España está en una situación muy complicada y muy difícil y Mallorca está sin duda mucho mejor. Una bajas y otros suben. Antes una subía mucho y otros bajaban. Es la ley del péndulo basada en ir detrás del virus y nunca poner las medidas antes para tener el virus a buen recaudo. Desde el 31 de diciembre, con algún incremento, Mallorca está en descenso. La incidencia acumulada a 7 días, es de 213 casos positivos, menos de la mitad de la de 14 días (522 casos positivos por cada 100.000 habitantes). Las cifras siguen siendo muy altas, aunque el ritmo muestra un desaceleramiento. Además, creo que seguirá esta tendencia, aunque tenemos un problema añadido en estos momentos del que no sabemos su impacto: la variante británica.

Pero mientras Mallorca baja, Baleares sube. O mejor dicho la cifras de las otras islas siguen en aumento. En total en todo el archipiélago se han contabilizado 511 positivos y 487 altas, llegando la incidencia acumulada a 671 casos por 100.000 habitantes, menor que la media española, pero alta en comparación a fechas anteriores.

Evolución de los contagios.
Fallecidos y evolución de la pandemia.

Mientras los contagios bajan en Mallorca, sigue sin dar un respiro la presión hospitalaria. En total hay 579 pacientes hospitalizados, cifra superior a las de la primera ola. Siguen subiendo los ingresos en planta y en la UCI. En cuidados intensivos hay 108 pacientes en Mallorca, la cifra más alta en toda la pandemia. En todo el archipiélago hay 128 pacientes en UCI. En las residencias mejora la situación de los usuarios. Hay 101 usuarios enfermos y 92 hospitalizados.

Porcentaje de camas de hospital ocupadas por pacientes con COVID.

Por ello, no soy partidario de relajar las restricciones en un futuro próximo. Las medidas restrictivas, entre las que destacan el cierre de la restauración, los gimnasios y la prohibición de reuniones entre no convivientes creo que es importante que estén en vigor un tiempo aún, incluso, parte de ellas, en febrero.

Por tanto, la pandemia se estabiliza en Mallorca hasta nueva subida. El tiempo dirá. Cómo no aprendemos de nuestros errores, es fácil que volvamos a subir a estos datos o incluso peores. Triste realidad. Esperemos que la vacunación ayude a ello. Aunque necesitamos algo de tiempo para saberlo. Cuidémonos. Autoconfinémonos.