La presidenta del Govern, Francina Armengol. | Redacción Local

Francina Armengol ha asegurado este jueves en Alcúdia que el Govern evalúa adoptar nuevas medidas restrictivas en Mallorca, si bien no quiso detallar si podría endurecerse la movilidad de los ciudadanos o incluso confinar Ciutat.

En un acto en el que se presentó el nuevo servicio de transporte por carretera de Mallorca, la presidenta ha insistido en que este lunes, tras el Consell de Govern, se podrá detallar más: «Los expertos están estudiando y evaluando las posibles medidas. De momento, no se puede avanzar más».

El Govern cierra centros comerciales, bares, restaurantes y gimnasios durante dos semanas El Govern cierra centros comerciales, bares, restaurantes y gimnasios durante dos semanas

La presidenta ha recordado que la situación «es muy complicada» tanto en Mallorca como en Ibiza, donde este jueves entran en vigor nuevas restricciones tras pasar a nivel 3 de alerta sanitaria para «intentar frenar los contagios».

Armengol ha insistido en «la responsabilidad individual de cada uno» para hacer frente a la subida de contagios en las Islas. Actualmente, Mallorca tiene una incidencia acumulada de 589 casos por cada 100.000 habitantes.

Asimismo ha indicado que ya se están viendo las consecuencias de las Navidades y se están comprobando cuáles medidas tomadas hasta el momento «son más efectivas» como el cierre de bares y restaurantes en su interior y de las terrazas a partir de las 18.00 horas.

Sobre la situación de la pandemia en Alcúdia, la dirigente ha reconocido que los casos «están subiendo» y, por este motivo, ha vuelto a recalcar «cómo se deben hacer las cosas: llevar siempre la mascarilla, distancia social de un metro y medio y lavado de manos».

Noticias relacionadas

«Los nuevos casos nos vienen de aglomeraciones, de lugares donde hay relajación social como los bares y dentro de las casas familiares», ha adelantado, para concluir después: «Es fundamental cumplir bien con la prevención. Si todos seguimos las medidas, se podrá combatir esta enfermedad».

Arranz cree que es un buen momento para aumentar las restricciones

El portavoz del comité autonómico de enfermedades infecciosas, Javier Arranz, ha asegurado que los cierres perimetrales siempre están encima de la mesa, pero ha advertido que para que sea útil se debe poder garantizar que se cumplirá. «El confinamiento perimetral se puede valorar, pero debe ser efectivo». A su modo de ver es un buen momento para aumentar un nivel de restricciones porque la estabilidad es temporal a la espera de que lleguen los incrementos de casos derivados de los festivos. En el caso de que no se aumenten las restricciones, las actuales se deben mantener mucho más tiempo.

Preguntado por posibles restricciones, ha instado a mirar a otros países, que están cerrando gimnasios, comercios no esenciales... medidas que se deben valorar antes de un confinamiento domiciliario. Ante la posibilidad de cerrar los comercios no esenciales de Palma a partir del lunes, ha respondido que todo está sobre la mesa y lo está estudiado el Govern.

En cuanto al domiciliario, ha recordado que depende del Gobierno y algunas comunidades lo están solicitando.

En el caso de los colegios, ha señalado que «de entrada» no se prevén cambios, aunque no se descarta que puedan realizar a lo largo del trimestre, especialmente a los más mayores.