Un total de 22 pisos del Ibavi en los pisos del Camp Rodó estaban okupados. | Jaume Morey

30

El Ibavi ha decidido instalar puertas blindadas y alarmas en todos los pisos que quedan vacíos para evitar que los okupen ilegalmente. Es una de las primeras medidas que está adoptando en la zona de ‘Corea’, en el barrio del Camp Rodó, ante la okupación sistemática de cada piso que lograban recuperar.

Además, se han presentado un total de 22 denuncias por la okupación de otras tantas viviendas en la zona. Diez de estas denuncias ya se encuentran en procedimiento judicial, según informo el conseller de Mobilitat, Marc Pons, en una comisión en el Parlament. «Hemos optado por una política contundente, pero con la intención de poder ceder los pisos al Ajuntament para que realice una labor social en el barrio», añadió.

El conseller explicó que se han realizado visitas y mediación para la devolución voluntaria de las llaves ofreciendo la posibilidad de que participen en el procedimiento de adjudicación de pisos. También se han implantado protocolos para prevenir las okupaciones.

El conseller Pons explicó el plan integral de acción que está desarrollando el Ibavi en esta zona cuyo objetivo es que los pisos queden vacíos para cederlos a Cort. De las más de 500 viviendas que hay en la zona, 42 son del Ajuntament y otros 43 son del Ibavi. De ellos, 22 están okupados, en 13 viven familias que pagan el alquiler y los ocho restantes están vacíos.

El conseller comparecía en el Parlament para responder a las preguntas de la diputada del PP, Margalida Duran, quien ha pedido que se actúe.