Apuesta por las megatendencias

| Palma |

Valorar:
Las áreas de investigación de BBVA se centran en temáticas como el Planeta tierra, apostando, por ejemplo, por empresas que ofrecen soluciones ante los problemas del cambio climático o promueven la sostenibilidad, contribuyendo a mitigar problemas de tipo social y ambiental.

Las áreas de investigación de BBVA se centran en temáticas como el Planeta tierra, apostando, por ejemplo, por empresas que ofrecen soluciones ante los problemas del cambio climático o promueven la sostenibilidad, contribuyendo a mitigar problemas de tipo social y ambiental.

ipopba

En los últimos años, el entorno de mercado nos está enfrentado a situaciones complicadas para la obtención de valor a través de los activos tradicionales, con niveles de tipos de interés estructuralmente bajos, diferenciales de renta fija privada muy ajustados y unos mercados de renta variable fuertemente sometidos a la incertidumbre económica y la elevada volatilidad.

En un entorno así, lo crucial es mantener un enfoque diversificado y global que, al mismo tiempo que pone el foco en la gestión activa y dinámica, busque capturar potenciales oportunidades de valor mediante la incorporación de ideas temáticas de inversión que, por un lado, identifican tendencias con buenas perspectivas de obtención de rendimiento a futuro y, por otro, reducen los niveles de riesgo incrementando la diversificación de la inversión.

La inversión temática es aquella que selecciona la exposición a negocios o industrias con unas perspectivas de crecimiento superior a la media del mercado al verse respaldadas por megatendencias, o lo que es lo mismo: cambios estructurales, ideas revolucionarias o disruptivas, nuevos modelos de negocio y nuevos motores del crecimiento global, destinados a transformar el mundo y nuestro modo de vida en los próximos años.

En un mundo en el que el Do It Yourself es cada día más habitual la inversión temática que proporciona sencillez a los inversores ya que, al ser ideas tangibles (por ejemplo, cambios demográficos y sociales, avances tecnológicos, cambio climático, escasez de recursos naturales, innovación sanitaria, economía circular.. etc), nos resulta más fácil comprenderlas y, en muchos casos, sentirnos identificados con ellas.

La crisis del Covid ha servido de catalizador y acelerador de ideas temáticas. De hecho, durante los 4 primeros meses del año, mientras en Europa los productos de Renta Variable tradicional experimentaban fuertes salidas netas, la gestión temática ha sido capaz de acumular importantes entradas netas de patrimonio y los productos temáticos o sectoriales se han situado a la cabeza en la contratación online de fondos internacionales.
Además, al incorporar la inversión temática en nuestras carteras lograremos reducir el riesgo conjunto de nuestra inversión.

Este estilo representa un nuevo enfoque que trata de identificar fuentes estables de apreciación de capital, independientes del ciclo económico, convirtiéndose en un excelente complemento en el marco de una cartera diversificada por sectores o regiones con enfoque de gestión tradicional. El reto pasa por seleccionar las temáticas ganadoras dentro de cada una de las megatendencias identificadas, y lograr una cartera equilibrada, de crecimiento sólido y estable, resistente a los vaivenes de la economía.

Por último, cuando hablamos de ahorro a largo plazo, como el ahorro para la jubilación, decantarse por este estilo de inversión puede resultar muy interesante. A través de las megatendencias miramos la evolución de la sociedad, la economía y el planeta durante la próxima década, seleccionado la exposición a compañías que deberían experimentar un mayor crecimiento de beneficios los próximos años o incluso décadas. Por tanto, en este tipo de inversión, el tiempo juega nuestro favor de cara a obtener una rentabilidad superior a la del mercado en el largo plazo.

En BBVA apuestan por ofrecer a sus clientes soluciones de inversión sólidas e innovadoras y capaces de capturar el mayor valor en el largo plazo, como nuestro fondo de inversión temática Quality Mejores Ideas, FI. El fondo, que cuenta con 22 años de historia, acumula un patrimonio superior a los 1000 millones de euros y ha logrado ofrecer a sus partícipes una ganancia del 100% en los últimos 10 años a través de la inversión en sectores de futuro vinculados a la tecnología, la sostenibilidad, la longevidad y otras megatendencias.

Este año BBVA ha lanzado un nuevo producto: BBVA Plan Mejores Ideas, PPI. Se trata de un Plan de Pensiones Individual, enmarcado en la categoría de Renta Variable Internacional, dirigido a aquellas personas que todavía se encuentran lejos de la jubilación y/o con un perfil de riesgo alto, que buscan invertir, con diversificación global, en las megatendencias que configurarán nuestro mundo del mañana. El plan combina tendencias con mayor exposición al crecimiento económico con otras que ofrezcan más estabilidad e ingresos recurrentes en un entorno de debilidad económica. Las temáticas son infinitas, pero sus áreas de investigación, se centran, entre otras, en: ciencia y tecnología, demografía. Planeta Tierra y todo lo vinculado a la Salud, sobre todo terapia genética.

Adicionalmente, este año BBVA ha completado su catálogo de planes de Renta Variable con un nuevo producto de inversión regional: BBVA Plan Renta Variable USA, PPI, un Plan de Pensiones Individual, de gestión activa, que invierte en el mercado bursátil de EE.UU. combinando ideas temáticas con instrumentos pasivos.

El plan está dirigido a aquellas personas que todavía tienen lejana la edad de jubilación y/o que son capaces de asumir un nivel de riesgo elevado mediante la inversión en una cartera de acciones, diversificada por sector, tamaño y estilo que, además, incorpore ideas de gran atractivo en términos de crecimiento a largo plazo, relativamente aisladas de la evolución del ciclo económico global y capaces de actuar como protección en entornos complicados de mercado.

Gracias a la capacidad de análisis y a la experiencia de la entidad en la selección de megatendencias, logran construir una cartera equilibrada de Renta Variable americana con una diversificación eficiente de ideas en todas las áreas de inversión. Además, el detallado conocimiento de las distintas temáticas les permite evitar inversiones en compañías cuyos negocios no encajan y logramos dotar de flexibilidad al proceso gracias a la monitorización continua de las temáticas y a un procedimiento de rebalanceos incorporando técnicas de behavioral economics (economía conductual) en la toma de decisiones.

Por último, pero no menos importante, la selección de las compañías se realiza en base a un enfoque multifactorial compatible con la integración de criterios de Inversión Socialmente Responsable.