La presidenta del Govern balear, Francina Armengol. | CAIB

30

La presidenta del Govern, Francina Armengol, ha expuesto este miércoles en una rueda de prensa virtual enmarcada en la World Travel Market (WTM) de Londres que el ejecutivo autonómico está dispuesto a realizar test diagnósticos de COVID-19 a los turistas británicos a su llegada a las islas.

Armengol, que ha comparecido desde la Lonja de Palma acompañada del conseller de Turismo, Iago Negueruela, ha subrayado que su preferencia sigue siendo que los visitantes lleguen al archipiélago con el resultado negativo de pruebas PCR recientes, pero ha recalcado que Baleares podría hacerse cargo de los test a la llegada de los turistas.

No obstante, ha puesto sobre todo el acento en la necesidad de que se establezca una norma común para el conjunto de Europa que permita recuperar la movilidad internacional y reactivar el turismo, y ha explicado que el ejecutivo regional trabaja con el Gobierno central, en colaboración con Canarias, para articular un sistema que dé garantías sanitarias a visitantes y residentes.

Armengol ha destacado el gran impacto de la crisis de la COVID sobre el turismo y, en consecuencia, la economía de Baleares, aunque ha lanzado un mensaje optimista: «Estamos convencidos y tenemos fe en que superaremos esta crisis».

Noticias relacionadas

«Queremos que los turistas del Reino Unido vuelvan cuanto antes», ha manifestado la presidenta autonómica, que ha ofrecido datos para poner de relieve que Baleares, tras Canarias, es la región española con mejor situación epidemiológica.

También ha puesto de relieve que la situación es distinta en las distintas islas, con Ibiza a la cabeza en número de casos, Mallorca en mejor situación y Menorca y Formentera con escasa incidencia, una circunstancia que debería servir para establecer corredores diferenciados para la llegada de turistas, ha dicho.

Otro aspecto de la estrategia balear para dar seguridad a los turistas en el que ha hecho hincapié Armengol es la disponibilidad de hoteles donde alojar a los visitantes que dan positivo en covid y a sus contactos estrechos, algo que no ofrece ninguna otra región española.

Armengol ha celebrado los avances en la vacuna y ha expresado su confianza en que el trabajo conjunto con el sector permitirá la reapertura al turismo a partir de marzo de 2021.

El conseller Negueruela ha apuntado que la estrategia de recuperación de Baleares pasa, además de por intensificar la seguridad sanitaria, por reforzar la apuesta por la calidad y las búsqueda de un cliente familiar, en detrimento del «turismo de excesos».

En cuanto a los plazos para la recuperación de la actividad, el titular de Modelo Económico, Turismo y Trabajo ha indicado que su Govern prevé un crecimiento económico del 11 % en 2021 y la normalización del turismo en 2022.