La mayor parte de la inversión del Estado en las Islas se va a los aeropuertos a pesar de que el año que viene la caída de pasajeros será un hecho. Más inversión de Gobierno para menos usuarios. | Pere Bota

37

Los aeropuertos más vacíos de los últimos años en Baleares se llevarán el año que viene la inversión más alta registrada en décadas desde la construcción de Son Sant Joan. De hecho, el 70 % de todo lo que invertirá el año que viene el Estado en las Islas se irá a uno de los tres aeropuertos de la Comunitat.

De los 201 millones que invertirá el Estado en las Baleares el año que viene, los aeropuertos recibirán 139 millones, pero si a esta cantidad sumamos los 25 millones de inversión en puertos del Estado, la conclusión es que puertos y aeropuertos suman el 80 % de las inversiones totales en las Islas.

Esta elevada cifra de inversión en puertos y aeropuertos se contrapone con el bajísimo nivel de inversión en el resto de departamentos hasta el punto de que los ministerios invertirán en las Islas el año que viene una cantidad inferior a la de Ceuta y Melilla.

Las críticas

Que la inversión estatal se centre en los aeropuertos es, para Més, una muestra evidente de que el Gobierno solo cuida las infraestructuras de las Islas de las que obtiene beneficios, como es el caso de Son Sant Joan, uno de los aeropuertos más rentables de España. «El Estado solo invierte en las infraestructuras que le permiten explotar recursos en Baleares, nada más», asegura Joan Ferrà, portavoz adjunto de Més. «No solo nos dejan en la cola de las inversiones en los Presupuestos Generales del Estado, sino que los escaso que recibimos es mayoritariamente para mantener bien gordos a Aena y la Autoritat Portuària», añade.

También considera «especialmente grave y alarmante» que lo poco que se invierta se haga en obras e infraestructuras de ampliación del aeropuerto de Palma. Recuerda que el Parlament ya ha aprobado dos proposiciones en las que se posiciona en contra de la ampliación de estas instalaciones.

Las inversiones directas previstas el año que viene, un total de 201 millones de euros, se completan con otros 133 millones que llegarán de fondos europeos, lo que da un total de 234 millones.

Por debajo de la media

Esta suma no supone, sin embargo, una mejoría relativa para Baleares, que vuelve a quedar por debajo de la media si se suman las dos vías de inversión. Los ciudadanos de Baleares recibirán con estos dos fondo 291,12 euros per cápita, cuando la media española es de 348,26 euros. Solo cuatro comunidades están peor que Baleares: Navarra, Madrid, Canarias y La Rioja.