Según los agentes, el multado circulaba ''portando una magdalena en la mano izquierda comiéndosela mientras conduce'' https://t.co/VsiCtkYdIL | Twitter: @CopeMallorca

66

La multa corre en Twitter como la pólvora: un mallorquín sancionado por Tráfico por comer una magdalena mientras conducía. Sanción de ochenta euros, que se puede reducir a cuarenta con pronto pago.

El conductor fue sorprendido por la Guardia Civil de Tráfico el día 15 de octubre a las dos y media de la tarde, según consta en la sanción, cuya imagen fue subida a las redes sociales por la hija del conductor. Circulaba por la carretera de Manacor, a la altura del kilómetro 12,5, en torno al campo de golf de Son Gual.

El motivo de la sanción no es comer en el vehículo, algo que está permitido por el reglamento de circulación, sino por no mantener la «atención de forma permanente en la conducción» y se describe que lleva el bollo en la mano izquierda y que lo está comiendo cuando ha sido visto.

La hija subió a Twitter una imagen de la multa con el mensaje: «Si tenéis un mal día, solo recordad que a mi padre le han puesto una multa por comerse una magdalena conduciendo». La imagen comenzó a circular más tarde en grupos de conductores. La autora suprimió la publicación de la red social.

En estos grupos de conductores aparecieron otros ejemplos, como el de otro conductor sancionado cuando comía un plátano, en este caso en Asturias. El Reglamento de Circulación recoge la obligación de «mantener su propia libertad de movimientos, el campo necesario de visión y la atención permanente a la conducción, que garanticen su propia seguridad, la del resto de los ocupantes del vehículo y la de los demás usuarios de la vía». Especifica qué dispositivos están prohibidos, como móviles, pantallas o auriculares, pero no incluye alimentos o que se fume dentro del vehículo.