El coordinador de Més per Mallorca, Antoni Noguera. | Més per Mallorca

8

El coordinador de Més per Mallorca y concejal de Palma, Antoni Noguera, ha calificado de «falta de respeto» del Gobierno español a los ayuntamientos que aún no haya regulado de qué forma pueden gastar los remanentes y aplicar la regla de gasto, en «una situación crítica».

Noguera considera que desarrollar esa normativa es «imprescindible» para los ayuntamientos «en un momento de dificultad» como el actual, derivado de la crisis de la COVID-19, y cuando están empezando a elaborar los presupuestos municipales para el año próximo sin saber de qué manera podrán disponer de los remanentes, lo que ha tildado de «falta de respeto».

El coordinador de MÉS ha recalcado en una rueda de prensa telemática que se trata de «un momento tan trascendental», en el que el Gobierno debe desarrollar de qué forma podrán los consistorios gastar sus remanentes, acumulados por la ley Montoro, y aplicar la regla de gasto en el próximo ejercicio.

«Ya están preparando presupuestos y no saben cómo gastar el superávit o qué planteamiento de endeudamiento podrán hacer y es trascendental», ha insistido.

Como ejemplo de la «situación muy crítica», Noguera ha asegurado que en el AJuntament de Palma, «no se está tramitando el ingreso mínimo vital, básico para toda la gente que no tiene trabajo», porque el consistorio planteó para este año una partida de 4,5 millones a principios de 2020 y ya ha gastado 9 millones.

La alcaldesa de Esporles, Maria Ramon, ha recalcado que para elaborar los presupuestos es imprescindible poder saber cómo distribuirlos, cuando «las inversiones en servicios sociales, educación y promoción económica son más imprescindibles que nunca».
Ha recordado que los municipios ya han tenido que aplicar cambios a los presupuestos de 2020 y los remanentes de tesorería les darían «margen para poder elaborar los presupuestos de 2021 y cerrar los de 2020».

«En Esporles acabamos de pagar un crédito y querríamos amortizarlo en 2020 para tener crédito disponible para gasto corriente del Ayuntamiento o para las áreas imprescindibles y para inversiones importantes que ahora no podemos hacer porque tenemos el dinero en el banco pero no nos lo dejan gastar», ha puesto como ejemplo.

La alcaldesa de Esporles ha resumido la reivindicación de los alcaldes de MÉs: «Queremos tener autonomía para gastar nuestro dinero porque somos la instituciones más cercanas a los ciudadanos y sabemos las necesidades reales que hay en cada municipio».

El alcalde de Manacor, Miquel Oliver, ha criticado que «ha habido uno secuestro de los ahorros de al ley Montoro durante demasiados años», que en el caso de Manacor asciende a 40 millones.

Ha reclamado que el Gobierno aplique el anuncio que hizo de que se flexibilizaría la regla de gasto y el año que viene permitiría liberar el remanente de tesorería. Oliver ha recordado que ayer hubo un concentración de protesta ante el ayuntamiento por parte de cafeterías, bares y restaurantes del municipio y ha asegurado que «la única opción para poder dar ayudas a comercios es activar de forma urgente un plan de ayudas y no se podrá hacer si no es con una parte del remanente», porque a estas alturas del año es imposible destinar ninguna partida a ese fin.

«Es importante la inyección de capital en la economía y si no lo hacemos desde el ayuntamiento, no tenemos esperanza de que se haga», ha insistido. Contar con los remanentes permitiría habilitar ayudas y hacer frente a gastos para «liberar» las cuentas para el año que viene.

Sobre la elaboración de los presupuestos, ha advertido: «Requiere saber donde estamos y las partidas prioritarias a invertir». «Si no se llega a publicar el BOE con las reglas y medidas, no sabemos si deben ir dirigidas o condicionadas, si las partidas solo pueden ir a servicios sociales, solo pueden ir a inversiones sostenibles o nos dan libertad, que es lo que pedimos», ha recalcado.

«No hablamos de 2020 y 2021, necesitamos que los ayuntamientos tengan libertad absoluta a parir de ahora para gastar el dinero de los ciudadanos», ha reivindicado Oliver.