Trabajadores sanitarios, en un hospital. | M. À. Cañellas

4

Satse denuncia que el «IB-Salut está demorando intencionadamente el cumplimiento de dos sentencias dictadas por el Tribunal Superior de Justicia de Baleares, en las que se condenaba a la CAIB a indemnizar a más de 700 enfermeras interinos y temporales, con el pago del complemento de carrera profesional en las mismas condiciones que el personal fijo». Según el sindicato, el IB-Salut «castiga» a más de 600 enfermeras al retener el pago.

A finales de 2017 demandaron al Ib-Salut por discriminación al no reconocerles económicamente la carrera profesional. En concreto, Satse presentó tres demandas, agrupando a casi 250 profesionales en cada una de ellas. «Después de tres años de recursos, el TSJB condenó a la Comunidad Autónoma a satisfacer las cantidades íntegras que deberían haberse percibido en igualdad de condiciones con el personal fijo, y a retribuir en adelante el complemento de carrera del personal temporal al 100%», recuerda el sindicato.

Las sentencias fueron notificadas en octubre de 2019 y en febrero y abril de 2020. «El IB-Salut y la CAIB disponían de un mes para recurrir dichas sentencias ante el Tribunal Supremo, posibilidad que no ejercieron», recrimina.

El pasado mes de junio Satse solicitó al juzgado la ejecución de las sentencias, «ante la inacción del IB-Salut. Un mes después, el juzgado remitía un oficio del IB-Salut en el que se informaba que el abono de las cantidades, y por tanto el cumplimiento de las sentencias, se haría efectivo en la nómina del mes de septiembre».

Sin embargo, sólo los profesionales agrupados en la primera sentencia han recibido el abono de las cantidades correspondientes al complemento de carrera profesional. «El resto, alrededor de 600 enfermeras y fisioterapeutas, siguen esperando el cumplimiento de unas sentencias que son irrevocables y que les otorgan el derecho a percibir las cantidades adeudadas desde 2016 y el 100 % del complemento de carrera con carácter mensual», ga reprochado.

Satse pone en duda la legalidad de la actuación de la Administración y exige al Govern que «ejecute las sentencias pendientes y deje de discriminar injustamente al personal interino». El Sindicato de Enfermería recuerda que «el 45% del personal del IB-Salut es temporal, un dato que contribuye a fomentar la precariedad laboral».

Respuesta del IB-Salut

Desde el IB-Salut han asegurado que las sentencias que no se han pagado es porque no son firmes.