Las oficinas del SEPE abrieron de nuevo al público el 17 de junio tras el confinamiento. Atienden solo con cita previa, si bien hay hojas de incidencias a disposición de los usuarios. | M. À. Cañellas

25

Los ciudadanos afectados por un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) con alguna incidencia pueden acudir sin cita previa a las oficinas del Servicio de Empleo Público Estatal (SEPE). Fuentes de la entidad explicaron que disponen de unas hojas de incidencias para que los ciudadanos comuniquen su situación particular, de modo que el SEPE tendrá constancia del caso y procederá a su comprobación.

Desde que las oficinas se abrieron al público después del estado de alarma, hay que acudir con cita previa para cualquier gestión. Sin embargo, debido al elevado volumen de trabajo, estas citas se agotan enseguida. Los teléfonos también están colapsados. Por este motivo, y con el objetivo de agilizar los trámites y consultas ciudadanas, los trabajadores afectados pueden comunicar cualquier incidencia en los ERTE a través de las hojas disponibles en las oficinas.

A día de hoy, el SEPE no tiene ninguna solicitud colectiva de ERTE de antes del 1 de octubre pendiente de reconocer. Por tanto, las personas con el empleo suspendido hasta el 30 de septiembre con pagos pendientes, cobrarán previsiblemente en noviembre. Uno de los motivos por los que se han producido incidencias son los cambios en las condiciones de los ERTE de los trabajadores.

En estos momentos, en el SEPE trabajan para regularizar todas las prestaciones de acuerdo con las modificaciones que han ido comunicando las empresas. Hay que tener en cuenta que hasta el 30 de septiembre se han dado diferentes casuísticas, pues un mismo trabajador ha entrado y salido del ERTE; o bien ha variado el porcentaje de la jornada suspendida en el caso de los ERTE parciales.

Cambios

El 1 de octubre entró en vigor la nueva normativa estatal en materia de expedientes de regulación temporales de empleo, que los prorroga hasta el 31 de enero. Además, se contempla una bonificación para los fijos discontinuos, que las empresas deben solicitar, y que beneficiará a más de 80.0000 trabajadores de las Islas con esta modalidad contractual.

Hasta la fecha, el SEPE no dispone de datos sobre los nuevos expedientes en Balears a partir del 1 de octubre, si bien la cifra de trabajadores afectados volverá a crecer ya que la actividad turística es nula. Según las últimas cifras facilitadas por el Govern, el número de trabajadores con el empleo suspendió aumentó en septiembre en comparación con agosto. Se rompía así la tendencia iniciada en mayo, cuando los trabajadores de las Islas empezaron a salir de los ERTE.