La consellera de Administraciones Públicas, Isabel Castro, y la portavoz Pilar Costa. | CAIB

4

FeSP-UGT ha denunciado este martes que Baleares se queda sola en recortar salarios a 34.000 trabajadores públicos después de que el Gobierno de la Junta de Extremadura anunciara el lunes que subirá el 2 % en retribuciones básicas y complemento de destino.

Según un comunicado del sindicato, Baleares es la única comunidad autónoma que en la práctica ha recortado un 2 % el sueldo de sus trabajadores «en plena pandemia».

UGT recuerda que Baleares, la Comunidad Valenciana y Extremadura no habían aplicado la subida de las retribuciones del 2 % en el ámbito público del Real Decreto 2/2020, de 21 de enero, pero solo las islas dejarán de aplicar la actualización salarial.

El sindicato ha detallado que aunque el Govern subirá el 2 % de las retribuciones básicas, por otro lado bajará las retribuciones complementarias en la misma medida, «con lo cual incauta la subida pactada».

Noticias relacionadas

Según el cálculo de FESP-UGT, el efecto práctico es que el Govern no actualiza los salarios de su personal y «les ha recortado» 28,8 millones de euros entre enero y septiembre de 2020 a 34.000 trabajadores que dependen de la comunidad autónoma. A final de año, el recorte alcanzará los 38,8 millones si no hay rectificación, añade el sindicato.

La organización sindical considera que, con esta decisión, el Govern «se sitúa en clara rebeldía respeto a una normativa que tiene carácter básico y, por tanto, es de obligado cumplimiento».

UGT critica que esta cuestión no se ha tratado en ninguna de las mesas sectoriales y que las islas sean la única autonomía que, no solo no reconoce el esfuerzo de su personal durante la pandemia, sino que «como premio recorta un 2 % la nómina de sus trabajadores».

El sindicato advierte de que, «si el mensaje de la Administración es que los ajustes en el sector público se realizarán vía salarios, el sector privado también tomará esa senda».
UGT considera que la suspensión de las reglas de gasto y los aportes extra de financiación implementados por el estado «ayudan a acometer medidas que eviten que sean de nuevo el personal del sector público el que vuelva a sufrir políticas de recorte».

FeSP-UGT recalca que el Govern está a tiempo de rectificar y pide para las plantillas públicas reconocimiento al «trabajo, dedicación y sacrificio que han realizado y están realizando para atender y dar salida a esta crisis sanitaria de la COVID-19 y que éste no quede solo en palabras».