2

El PSIB-PSOE ha presentado una iniciativa en el Parlament balear con medidas para actuar contra los casos de acoso inmobiliario, ha informado este partido en un comunicado.

En concreto, la proposición no de ley, elaborada por el diputado Joan Ferrer, pretende hacer frente a la problemática del acoso inmobiliario, un nuevo delito que consiste en emplear presiones psicológicas, cortes de luz, averías sin arreglar, negativa a cobrar la renta, abandono total del mantenimiento del edificio y falta de higiene.

Según ha explicado el mismo el diputado socialista, es una práctica que «sufren especialmente» personas mayores o con dificultades que viven en pisos que son de renta antigua o que los propietarios intentan que estas personas dejen sus pisos para poder «especular» con estas viviendas.

Para hacer frente a esta realidad, Ferrer ha propuesto que, mediante la aplicación de la Ley de Vivienda, «se puedan detectar casos de acoso inmobiliario, actuar contra las personas que ejercen esta práctica y que se implanten una serie de medidas para asesorar y ayudar a las personas que lo padecen».

Al mismo tiempo, la iniciativa contempla que se refuerce la asistencia en términos de servicios sociales a personas que ahora mismo tienen problemas para seguir pagando su alquiler o hipoteca, «con un Servicio de Acompañamiento a la Vivienda que tenga cuidado de las personas que sufren acoso inmobiliario y de aquellas que pasan por serios problemas económicos para hacer frente a los gastos de su vivienda».

Finalmente, la proposición no de ley también insta al Gobierno de España a que, a través de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y el Poder Judicial, intensifiquen y mejoren las medidas de detección, persecución y sanción de este delito.