Turismo en Mallorca poscoronavirus

Escarrer aboga por una reapertura segura de fronteras en pro de la recuperación

| Arabia Saudi |

Valorar:
preload
El vicepresidente y consejero delegado de Meliá Hotels International y presidente de Exceltur, Gabriel Escarrer.

El vicepresidente y consejero delegado de Meliá Hotels International y presidente de Exceltur, Gabriel Escarrer.

M. À. Cañellas

El vicepresidente y consejero delegado de Meliá Hotels International y presidente de Exceltur, Gabriel Escarrer, considera que «la reapertura segura de las fronteras, es el primer paso para la recuperación sostenible del turismo» y que debe ser «prioritario» que empresas y gobiernos actúen juntos.

Escarrer ha intervenido ante la cumbre de Turismo del G-20 coorganizada por WTTC & Arabia Saudí, con los ministros de turismo de los principales países industrializados y emergentes, ha detallado la cadena hotelera mallorquina en un comunicado.

En su intervención, Escarrer ha abogado por crear y homogeneizar a nivel internacional estándares y criterios para la apertura de fronteras con total seguridad, como primer paso para el restablecimiento del turismo: «Si somos capaces de garantizar la existencia de medidas de protección de la salud y la seguridad bajo unos mismos parámetros compartidos, el turismo entre países se podrá retomar».

«Conscientes de la inmensa relevancia de nuestra industria para la economía y el empleo, especialmente en regiones eminentemente turísticas como el Caribe, el Mediterráneo o el Sudeste Asiático, tenemos la responsabilidad y la obligación de coordinarnos y actuar juntos por el futuro del turismo y de nuestra sociedad», ha señalado.

Escarrer propone preparar un «cuadro de mandos», basado en indicadores objetivos avalados y definidos por la Organización Mundial de la Salud, que permita establecer rangos de seguridad para permitir el libre flujo de viajeros entre países, evitando medidas indiscriminadas como las cuarentenas y las restricciones generalizadas.

Esos rangos definirían un sistema de «semáforos» que regule la apertura o cierre del turismo, tanto a países como a regiones o destinos turísticos como islas o archipiélagos o zonas de costa delimitables. «Todo ello- afirmó el ejecutivo- garantizando protocolos antiCovid en toda la cadena de valor turística de los destinos, certificados y homologados internacionalmente».

Escarrer es partidario de «establecer en cuanto ello sea posible», un sistema de pruebas diagnósticas mutuamente reconocidas al origen de cada viaje, para cerrar el círculo de los llamados «corredores turísticos seguros».

«Tras más de medio año luchando contra esta pandemia, creo que ha llegado el momento de que los países del mundo nos pongamos de acuerdo en un estándar sanitario objetivo y unos criterios comunes, que permitan revitalizar una industria tan esencial para el desarrollo y el bienestar de las sociedades como es el turismo», ha concluido.

Según la nota de Meliá, en el marco de la pandemia de COVID-19, que ha supuesto la mayor disrupción nunca vivida por la industria turística, la reunión de este año cobra especial importancia porque el impacto de esta crisis sobre el turismo podría superar, según el World Travel and Tourism Council (WTTC) los 5,5 trillones de dólares en pérdidas, y poner más de 190 millones de empleos en riesgo.

El ministro de Turismo de Arabia Saudi, Ahmed Al Khateeb, invitó a participar en esta cumbre sectorial del Grupo de los 20 al sector privado, representado a través del WTTC. Lo ha explicado la Presidenta del WTTC, Gloria Guevara: «La historia nos ha demostrado cómo la colaboración público-privada en otras crisis ha sido fundamental para acelerar la recuperación».

«Ahora el trabajo conjunto es más necesario que nunca; por eso respondimos a la invitación del G-20 para presentar a los ministros un plan tangible para la recuperación sostenible del sector», ha añadido Guevara.