Interior de la residencia de Sóller.

El portavoz del comité autonómico de enfermedades infecciosas, Javier Arranz, ha informado este jueves que ha empeorado la situación en las residencias de la tercera edad de Mallorca. En concreto, se ha detectado un brote de COVID-19 en la residencia Bell Entorn de Sóller y se ha incrementado de forma significativa el número de casos en la residencia Sèniors de Montuïri.

El brote de la residencia de Sóller afecta a 25 usuarios y a 9 profesionales. Este brote se detectó porque un residente ingresó en un hospital para someterse a una intervención quirúrgica y dio positivo en la prueba PCR; al dar positivo se hizo el cribado al resto.

Arranz ha señalado que desconoce cuántos de los positivos son asintomáticos, aunque cree que serán la mayoría ya que los positivos han sido detectados por el cribado masivo; desconoce si serán trasladados a otros centros.

Baleares suma 35 brotes nuevos en la última semana Baleares suma 35 brotes nuevos en la última semana

En el caso concreto del centro residencial de Montuïri se ha pasado de 12 usuarios contagiados del brote del nuevo coronavirus a 29.

En total, hay 210 usuarios activos en las residencias de la tercera edad de Baleares, 83 de ellos hospitalizados. A los 25 usuarios contagiados de la residencia Bell Entorn y a los 29 de la Sèniors de Montuïri hay que añadir 58 en la residencia Sèniors Sant Joan, 15 en Verge de l’Esperança, 1 en Oasis, 1 en HHTT Arcadias, 26 en Cala Estància, 25 en Domusvi Capdepera, 13 en Llar d’Ancians Palma (a pesar de que procedían de Llar d’Ancians Calvià) y 17 en Sa Serra. Desde el inicio de la pandemia se han contagiado 590 personas y 271 ya han superado la enfermedad.

Noticias relacionadas

Arranz también ha informado que en las últimas horas se ha contabilizado la muerte de un usuario de las residencia de Cala Estància; desde el inicio de la crisis sanitaria ya son 109.

Preocupación por el aumento de ingresos hospitalarios en Baleares Preocupación por el aumento de ingresos hospitalarios en Baleares

En relación a los profesionales de los centros de la tercera edad, hay 119 casos activos de COVID-19: 88 en Mallorca y 15 en Ibiza.

Estas declaraciones se producen 24 horas después de que la consellera de Salut, Patricia Gómez, y el alcalde de Palma, José Hila, anunciasen el aislamiento de cuatro barrios de Palma para frenar la expansión del brote del nuevo coronavirus.

Arranz ha señalado que no puede garantizar que estas medidas se tengan que poner en marcha en otras zonas, ya que la tasa de positividad de las PCR sigue siendo elevada. En este sentido, ha señalado que continúa estando por en torno al 10 %, mientras que para estar tranquilos tiene que estar en el 5 %. «Seguimos estando en situación elevada y de riesgo, pero aún tenemos otras opciones antes de adoptar estas restricciones», ha declarado.

Además, ha señalado que esperan que las restricciones que se adoptaron hace semanas puedan mejorar su situación epidemiológica. «Se puede tomar esta decisión en algún otro municipio o en algún otro núcleo de Palma», pero ha reiterado que espera que las restricciones den resultados.

Preguntado por la vuelta al cole, ha señalado que habrá casos en la comunidad escolar, pero ha puntualizado que los contactos son más limitados. En este sentido, ha avanzado que habrá aulas en cuarentena.

Los trabajadores en actividades esenciales no tendrán que hacer cuarentena con PCR negativa Los trabajadores en actividades esenciales no tendrán que hacer cuarentena con PCR negativa