El Govern balear se preparó todo el verano para un inicio de curso presencial

| Palma |

Valorar:
Martí March, conseller d’Educació, y Patricia Gómez, de Salut, en el Parlament.

Martí March, conseller d’Educació, y Patricia Gómez, de Salut, en el Parlament.

Jaume Morey

El Govern tenía sobre la mesa tres escenarios para el inicio del curso escolar: A, B y C. El A era de «presencialidad», el B, de «semipresencialidad» y el C (el menos probable) un escenario de «confinamiento». Durante el verano, trabajó con el escenario A. Pero se ha tenido que aplicar el B. Lo dijo el conseller d’Educació, Martí March, en el Parlament, donde compareció ayer ara explicar el inicio de curso.

Y apuntó datos, algunos ya conocidos: que la mascarilla será obligatoria en las clases a partir de los seis años; que habrá 560 profesores más que en el curso anterior; que al personal docente se les realizará una prueba de seroprevalencia y que, según el resultado, se realizarán PCR a los casos de riesgo. Que el máximo en Primaria será de 20 alumnos por aula; que la ratio será de 15 en Secundaria y FP; que para cerrar o un aula o un centro en que se detecten rebrotes será decisiva la Conselleria de Salut; que habrá un teléfono que resolverá cualquier duda sobre el coronavirus y la escuela; que se reforzarán las medidas de limpieza y se aumentarán las ayudas comedor.

El conseller, ante el pleno del Parlament, afirmó que aunque ese no era el escenario que habían previsto para este curso, todo está listo. Negó improvisación; admitió que haría falta más dinero –pero recordó que le tocan 50 millones del ‘fondo COVID’– y no negó diferencias con los sindicatos. «No negaré que tenemos algunos problemas y diferencias de criterio», comentó para añadir que «todos hemos de ser conscientes de lo que nos jugamos con la vuelta a las aulas». E hizo un llamamiento a «las familias», que –dijo– «han de ser responsables». Las familias tendrán que firmar una declaración responsable comprometiéndose a no llevar a sus hijos a clase si tienen síntomas. Calificó de «triste» el final de curso anterior pero añadió que «la entrada en las aulas no se puede retrasar más». Ayer fue el turno del personal docente. El 10, el del alumnado.

Exigencia de Més

A la oposición –después del turno de Martí March, fue el de los grupos– todo lo que dijo el conseller le supo a poco. Le reprochó, incluso, la fórmula que había elegido (comparecencia a petición propia y no de la oposición) y le acusó de «plantear propuestas populistas» que le recordaron al plan piloto para el turismo alemán que debía concluir (y de eso nunca más se supo, precisó) con un «corredor seguro entre España y Alemania». Y no se quedó ahí: «Es que ha llegado tarde, ha actuado como los malos estudiantes: no ha hecho los deberes y ha copiado propuestas de otras comunidades autónomas».

Patricia Guasp, de Ciudadanos (Cs), también acusó al conseller de falta de previsión y de haber llegado tarde a la planificación del curso. Le pidió aclaraciones sobre «que tipo de mascarilla» habrá que llevar y sobre si se estaban tomando medidas para solventar «la brecha digital». March dijo que aunque trabajaron con el escenario A, «ahora se está ajustando todo».

Según el portavoz de Vox, Jorge Campos –único que intervino sin la mascarilla– «el Ejecutivo balear es incapaz de tomar decisiones» y «su único interés en la educación es utilizarla como arma política». El portavoz del partido de la derecha extrema aprovechó su intervención para referirse al Govern como «social comunista y separatista» y reprocharle que dedicará «millones de euros a imponer el catalán, el feminismo y la mal llamada memoria histórica». Martí March ignoró todo esta retahíla en su réplica. Lina Pons (PI), ofreció colaboración pero se quejó de «las prisas para empezar el curso en el escenario B después de estar todo el verano encabezonados con el A».

El portavoz de Més per Mallorca, Joan Mas, abogó por un «mensaje de unidad» pero no dejó de lado que el Estado tiene que aportar más dinero. «Se lo exigimos», enfatizó.

Desde Podemos, Gloria Santiago, recordó los «recortes» de la época del PP. Y culpo «al sistema». «Pero si el sistema es ahora usted», dijo Riera (PP). El presidente del Parlament llamó una vez al orden.

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

AnteriorSiguiente
Página 1 de 2

¿Qué hay de nuevo?
Hace 8 meses

Basta con ir a un instituto entregar documentación, si antes ya iban estresados sentados en sus comodas butacas, con aire acondicionado y ordenadores y charletas con los compañeros, imaginaros ahora con eso del virus.

Valoración:menosmas

@professor interí
Hace 8 meses

Entiendo su estrés, lo que no me cabe en la cabeza es que no se hayan puesto en huelga ni hayan empezado a dimitir los equipos directivos. Qué tenía el TIL que no tiene el riesgo de contagio ante una pandemia?. Muchos padres pedimos la posibilidad de educación online pero aquí todo el mundo hace oídos sordos, empezando por las ampas.

Valoración:1menosmas

professor interí
Hace 8 meses

Ahir vaig començar a un centre nou a Palma. Només entrar, ja es notaven els nervis, interins desorientats, administratius estressats, la direcció desbordada, passadissos confosos per respectar les distàncies, alcohol per les mans per tot... és molt fàcil dir que som uns vagos, que no hem fet res... la veritat és que no som especialistes en salut, hem estudiat però no de salut, tothom que coneix un professor o un mestre sap que ens hem implicat al màxim, no és just el tracte que alguns ens donen.

Valoración:5menosmas

El peaton
Hace 8 meses

Que mentira si estaban todos de vacaciones por cierto creo que sean olvidado de los alumnos con Necesidades especiales ..... Se preocupan mas por los perros que por los niños se ve su gran interés por hacer las cosas bien no hay mas que ver como va el sector turistico

Valoración:14menosmas

fausto
Hace 8 meses

Los colegios deberían poner en su página web, los metros cuadrados correspondientes a cada aula y calcular cuánto sería su aforo si correspondiera a una oficina de cualquier Organismo Oficial.- En base a éstos datos, los padres tendrían una base sólida para saber si su hijo va a una clase con el aforo permitido.- ¿ Pueden hacerlo ?.- Sería aclarar ya que no se deber jugar con la salud de los menores y sobre todo la cifra del 20, que si son demasiados ahora si ahora no.- Por lo demás, SOLO ARTE DE DECLARAR INTENCIONES.-

Valoración:7menosmas

ja ho he dit
Hace 8 meses

Que passa, que el professorat no té capacitat d'adaptació? La resta del món no ha pogut triar, i a més, no crec que us hagin llevat el complement de mobilitat tot aquest temps que heu "treballat" online, NO? Espabilau, que aquest cop no teniu raó.

Valoración:0menosmas

filding
Hace 8 meses

Sin embargo para cobrar contemplan todos los escenarios y están preparadísimos

Valoración:11menosmas

Irònic Mode
Hace 8 meses

Pues nada. Gracias por trabajar todo el verano en favor de los ciudadanos. Como agradecimiento solidario, estaremos encantados de que os subáis de nuevo un 17% el sueldo, como durante el confinamiento en Marzo.

Valoración:10menosmas

Ender
Hace 8 meses

Mentira, el govern no ha trabajado en nada relacionado con la educación en todo el verano. Hay centros que en Junio ya había preparado planes y propuestas, los habían enviado al govern, y hasta ahora nadie se los había mirado. Basta de justificar a esta panda de vagos e inútiles.

Valoración:20menosmas

Toni
Hace 8 meses

Això passa perquè aquest senyor i el seu equip i funcionaris de confiança varen decidir fa temps que només s'escoltarien a ells mateixos. Gent en va haver, i molta, i qualificada, que els va dir per juny que s'estaven equivocant.

Valoración:13menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 2