En la Comunitat se dieron de baja en abril un 27 % más de pensionistas, frente al alza del 313 % de Madrid. | Marcelo Sastre

11

Las bajas en la Seguridad Social de pensiones y viudedad se han disparado en los meses más duros de la pandemia, hecho que ha afectado especialmente a Madrid y en contraste con Baleares, y que se agudiza en abril.

Si en las Islas se dieron de baja un 27 por ciento más de pensiones de jubilación en relación a 2019, en la capital se disparó un 313 por ciento. Estas cifras están relacionadas con la alta tasa de mortalidad entre el segmento de más edad. Así lo confirma Carmen Orte, catedrática de la UIB, doctora en Ciencias de la Educación y licenciada en Psicología: «Los datos son bastante claros. Tanto a escala nacional como balear, ha habido un cambio muy grande en las bajas de pensiones y viudedad. En torno a 20.000 mayores, sobre todo en residencias, fallecieron por COVID-19».

Tramitación

Durante el mes de marzo de 2019 se tramitaron en Baleares 431 bajas de pensionistas frente a las 511 de 2020, un 18,5 por ciento más. En abril, de las 394 del año pasado a las 501 de 2020, un 27,1 por ciento más. En mayo se equilibran las cifras respecto al año pasado, al pasar de las 425 bajas de 2019 a 405 de este año.

Noticias relacionadas

Pero a nivel nacional se notó un incremento aún más acusado en la baja de pensiones en meses concretos. Si en marzo de 2019 se tramitaron 23.669 bajas, este año se alcanzaron 26.596, un 12,3 por ciento más. En abril la tendencia se disparó en todo el país: de 22.341 bajas en 2019 a las 42.752 de 2020, un 91,3 por ciento más. En mayo se pasaron de 21.568 a 23.802 este año, es decir, un 10,3 por ciento más.

El mes de abril es clave. Si en Balears crecen un 27 % las bajas, en Madrid se cuentan 10.128, un 313 % más. En Catalunya, también golpeada por la COVID, las bajas crecieron un 143 por ciento con 9.658. Y en Castilla y León, un 99,6 por ciento, con 3.185.

Esta tendencia se replica en el caso de la viudedad, aunque Orte advierte que «un pensionista también puede cobrar al mismo tiempo la paga de viudedad». En marzo se incrementaron un 7,7 por ciento las bajas de pagas de viudedad en la Islas, al pasar de 193 a 208 en marzo. En abril creció un 22,8 por ciento, de 184 a 226 este año. A nivel nacional las cifras se disparan. Si en marzo de 2019 se contaron 11.515 bajas de viudedad, este año se pasaron a 12.773, un 10,92 por ciento más. En abril, de las 10.570 bajas de pagas de viudedad a las 22.551 de este año, un 113,3 por ciento más. Madrid vuelve a liderar las bajas de viudedad en abril: un 359 por ciento más, con 1.850.

Las cifras de bajas se han equilibrado, ya que «este colectivo está más protegido y se cuida más. Ahora son otros los que tienen bajas más importantes», señala Orte. La experta advierte que se detectan además más casos «por la mejora de sistemas de detección epidemiológicos. Son casos más leves y el 60 por ciento son asintomáticos». El perfil ha ido variando: temporeros o que no respetan las normas, no llevan la mascarilla, acuden a celebraciones familiares, por ocio o la vuelta al trabajo.