Un momento de la reunión celebrada este viernes de manera telemática. | CAIB

44

La presidenta del Govern, Francina Armengol, y la delegada del Gobierno de España, Aina Calvo, han acordado este viernes intensificar el control del cumplimiento de las restricciones de la normativa COVID-19 para frenar la transmisión de la enfermedad.

En una nota de prensa, han informado de que Armengol y Calvo se han reunido a través de videoconferencia para abordar la coordinación en el control de la pandemia de la COVID-19.

En la reunión han participado, también, el jefe superior de la Policía Nacional, Gonzalo Manuel Espino, y el coronel en jefe de la Zona de Baleares de la Guardia Civil, Alejandro Hernández Mosquera. Por parte del Govern, ha estado presente el director general de Emergencias e Interior, Jaume Barceló.

Armengol ha explicado personalmente a Calvo y a las fuerzas de seguridad las medidas de aplicación que entran en vigor a partir de este viernes. En este sentido, ha insistido en la importancia de hacer cumplir la restricción del cierre de playas y parques por la noche, la limitación de 10 personas en encuentros familiares y sociales, la reducción de los aforos o la prórroga del cierre del ocio nocturno durante, al menos, dos semanas más, así como la obligatoriedad de llevar mascarilla, entre otros.

Tanto Govern como Delegación del Gobierno han acordado intensificar la vigilancia para velar por el cumplimiento de estas normas. Del mismo modo, Armengol ha trasladado a las fuerzas de seguridad la importancia de concienciar a la sociedad sobre las restricciones para que actúe con la responsabilidad necesaria para hacer frente a la pandemia.

El Govern, por su parte, ha asegurado que seguirá con las tareas de inspección que se están llevando a cabo en colaboración con la Guardia Civil, la Policía Nacional y la Policía Local. En esta dirección, ambas instituciones han coincidido en que es fundamental seguir manteniendo una buena coordinación.